Jaleo y del bueno el que se está liando ya a estas horas después de que se haya conocido la cantidad que una de las publicaciones con más solera y repercusión dentro del periodismo que trata la crónica social habría pagado a uno de sus últimos protagonistas en portada para que soltase todo tipo de ataques sobre #Belén Esteban.

Hablamos de la entrevista en exclusiva que llevaba a portada la revista Lecturas y en la que Fran Álvarez, ex marido de la conocida como princesa del pueblo, vejaba sin piedad a la colaboradora estrella de Sálvame narrando pasajes que podrían salirle muy caros si esta sigue por la senda de movilizar a sus abogados a cada ataque recibido.

Y es que, según informan nuestros compañeros de EsDiario, la publicación de marras -con la que Belén mantiene una guerra sin cuartel desde hace un tiempo- habría puesto encima de la mesa nada más y nada menos que 9.000 euros para sacar de su silencio al que conviviera con la rubia más famosa de España durante casi una década.

Una cantidad fuera de mercado para una persona que está fuera de este negocio, pero que parece haber reportado muchas alegrías a la publicación de marras, dado que la repercusión de esa "vuelta al ruedo mediático" de Fran ha sido pública y notoria.

No obstante, lo más llamativo de todo este asunto, además de la ingente cantidad de euros que se habría embolsado el camarero es que esa cantidad ofrecida para contar la cara de Belén Esteban [VIDEO] más oscura y menos conocida a toda España se habría producido en la revista en la que colabora semanalmente Jorge Javier Vázquez [VIDEO], amigo íntimo del director.

Un hecho que no habría gustado nada a la de San Blas, a quien une una enorme amistad con el presentador estrella de #Telecinco y que podría haberse enturbiado tras lo que quien fuera mujer de Jesulín de Ubrique considera un ataque en toda regla en una estrategia de desprestigio de su imagen iniciada en este y otros medios de comunicación que buscarían su final mediático.

La guerra mediática de Belén Esteban

Para acabar de rizar el rizo, la publicación de marras no es solo "la de Jorge Javier", sino también la de "Mila Ximénez", ya que esta, como el de Badalona, también posee un blog semanal donde habla de todo lo que le viene en gana, agravando así el asunto hasta llevarlo a niveles de enredo importantes.

De momento, parece que Belén sabe diferenciar que una cosa es lo que ellos escriben allí y otra la línea editorial del medio. El lío es morrocotudo.