Paz Padilla vuelve a estar en el foco de la polémica y es que en esta ocasión, la presentadora de #Telecinco, la ha liado mucho en la cadena hermana Antena 3 ya que la co-presentadora de #Sálvame ha acudido este pasado lunes 19 de febrero al programa de El Hormiguero [VIDEO] presentado por Pablo Motos y allí lloró, se rió e incluso hizo algunos chistes que puede que no sean del agrado de todo el mundo.

Fuentes de Periodista Digital comentan que les encanta Paz Padilla y que es una verdadera artista en cuanto al reclamo televisivo se refiere, ya que la gente le adora debido al sentido del humor y la espontaneidad que posee la gaditan,a aunque también hay que reconocer que en ocasiones se le va la mano y la lengua hablando de cosas y nombrando temás que no debe.

Aún así Alfonso Rojo sigue opinando que se trata de alguien indispensable en Telecinco y muy única a pesar de que ayer le fue infiel a su cadena.

La última vez que Paz Padilla había visitado el Hormiguero fue en 2015 y present [VIDEO]ó su nueva obra de teatro titulada Desatadas, la actriz y presentadora ha hablado un poco de todo y Pablo Motos comenzó la entrevista alabando la gran figura que se le había quedado en estos tiempos a lo que Paz Padilla contestó con algo muy divertido.

Paz Padilla contó que ahora se había vuelto una persona fitness, que acude al gimnasio hace pesas casi como una culturista, que se pone fuerte y también le sirve como un desahogo y que para colmo su gimnasio estaba lleno de policías que muchos entrenan sin camiseta y que un día la invitaron a entrenar con ellos, le tocó piernas y acabó muy dolorida de las agujetas hasta el punto de que no podía ni moverse, dijo que habría dado lo que fuera por no tener que agacharse y las agujetas eran muy fuertes, terminó con una sutil broma diciendo que no entendía como los ladrones tenían valor de robar.

Paz Padilla, homófoba y racista

Y de esto pasó a contar una anécdota con chinos que resultó bastante incorrecta, comentó que los chinos andaba muy rápido y que las calles son una especie de megafonía en la que te dicen que no debes pararte y que si te paras mueres aplastado ya que todos son iguales y encima no sabes quién te ha matado. Un comentario que levantó mucha expectación ya que no se sabía porque Paz lo había dicho.

Tampoco faltaron pullitas para Telecinco de los cuales dijo que nunca había tenido un mes de vacaciones.

Pero aún más polémica fue cuando Pablo Motos le recordó a Paz Padilla su época como enfermera y ella le respondió que quería ser funcionaria para poder tener un mes de vacaciones junto con la Navidad.

Lo peor fue cuando dijo algo muy fuera de lugar, tanto en el mundo, como en su profesión y fue cuando le tocó en su papel de la serie La que se avecina ,besar a una mujer, en dónde dijo que estuvo 5 días sin comer ya que le dio mucha fatiga y no podía con ello, algo que no se entiende de una persona que es actriz. #Televisión