Carlos Herrera, el locutor del espacio radiofónico "Herrera en cope" ha encendido la emisora de los obispos en el último día. El locutor, que en numerosas ocasiones ha mostrado su descontento con el independentismo y los cabecillas de este movimiento político, sobrepasó todos los límites el pasado miércoles, tras hacerse pública la decisión de la ex diputada de la CUP, Anna Gabriel [VIDEO], de asentarse [VIDEO]en Suiza y no acudir a declarar ante el juez como estaba previsto.

Herrera carga duramente contra la ex diputada de la CUP

Herrera no ha tenido buenas palabras para Anna Gabriel, no solo por la decisión de la ex diputada de huir a Venezuela y más tarde a Suiza para no declarar ante el Tribunal Supremo, sino también por su radical cambio físico, que ha generado un enorme revuelo.

El locutor ha sido contundente contra la política, a quien califica de "cobardona en estampida" y añade que es algo frecuente y que están llevando a cabo todos los independentistas "implicados en el golpe de Estado".

El periodista de la emisora de los obispos insulta a Anna Gabriel

En torno a la metamorfosis física de Anna Gabriel, el locutor afirma que le recuerda a Puigdemont cuando huyó de España, "peinarse y descorrer la cortina". Sin embargo, las críticas más duras de Carlos Herrera llegaban tras afirmar que Anna Gabriel había abandonado el feísmo para ponerse desodorante y vestirse un poco de Chanel. Lejos de quedar aquí la dura crítica del locutor, también quiso recalcar que aunque haya experimentado una metamorfosis física, sigue siendo igual de fea porque "aunque la mona se vista de seda, mona se queda".

No obstante, Herrera se asombra de la decisión de la ex diputada de la CUP, que sin ser acusada aún de ningún delito, haya huido pese a que únicamente tenía que declarar en el día de ayer ante el juez Llarena, el mismo que emitió una orden de detención contra ésta después de no personarse, aunque eso sí, dentro del territorio español.

Alfonso Rojo criticaba a Anna Gabriel en Twitter

De este modo, el periodista ha escogido la misma línea de su compañero de profesión y director del medio Periodista Digital, Alfonso Rojo, quien a través de Twitter se mofaba de la ex diputada pidiendo fondos para hacer una colecta y comprarle "champú" y "pagarle un peluquero". En definitiva, todo indica que la fractura en nuestro país, sobrepasa lo político, llegando en numerosas ocasiones a mofarse de una persona por su físico.