Igual que siempre se ha dicho que cuando algo funciona no se tiene que tocar, a la inversa, cuando algo deja de funcionar como lo estaba haciendo solo hay dos salidas posibles: hacer cambios para tratar de volver a la senda deseada o borrarlo del mapa y poner todos los esfuerzos en aquello que sí va como se espera.

En la televisión en general y #Telecinco en concreto las cosas no son distintas. La paciencia dura lo mismo que la soportan los porcentajes de audiencia. Y es que, además de esta verdad, hay muy pocas otras en la pequeña pantalla cuando se trata de elaborar programaciones y proyectos a corto, medio y largo plazo.

Uno de los espacios que mejor estaba funcionando en el corto plazo, y que dio muchas y muy buenas alegrías a Mediaset España durante la primera parte del pasado 2017, fue "Mi casa es la tuya", el programa de entrevistas de Bertín Osborne [VIDEO] que saltaba de la radio televisión pública a Telecinco a cambio de un importante contrato que no permitía la duda al cantante a la hora de ponderar sus opciones. Hacía las maletas y se iba a llenárselas de euros a su nueva casa.

Durante todo el pasado curso este se revelaba rentable. Pero si miramos la gráfica de audiencia vemos cómo los últimos espacios emitidos, sobre todo los de diciembre y los "soltados" este mismo año, vemos cómo las audiencia ha empezado a dar la espalda, al menos en parte, a un espacio que parece haber perdido la chispa inicial.

Ya sea porque los personajes "gordos" ya han ido dejándose caer por allí o por la ausencia de la "novedad" tan importante en televisión, lo cierto es que tras ese bajón las dudas se han cernido sobre uno de los contratos más potentes firmados recientemente por la quinta cadena de la TDT.

La audiencia condena a Bertín Osborne en Telecinco

Tanto es así que nuestros compañeros de EsDiario no dudan a la hora de asegurar que los datos de audiencia de Bertín durante las fiestas tendrán consecuencias directas muy claras para lo que tiene que suceder de aquí a la próxima primavera, momento en el cual se determinará si renovar o no el programa.

Según estas informaciones, tras ver que su espacio está agotado, la cadena de Fuencarral habría programado varios especiales en Navidad para ver cómo este funcionaba, confirmándose que cotiza claramente a la baja. Algo que supondrá que, salvo milagro en los últimos diez programas grabados que quedan por emitir, este espacio no renueve, dejando libre a Berín Osborne [VIDEO]. Veremos si se lleva su "casa" a otra cadena o si se toma una temporada sabática. #Bertín Osborne