Demandas y más demandas siguen cayendo sobre el entorno de Sálvame [VIDEO] con la llegada del nuevo año. A menudo, con motivo de hechos que sucedieron durante el pasado curso judicial pero que debido a la lentitud del sistema están provocando que las notificaciones, como le ha sucedido a Kiko Hernández, arriben ya a finales de este primer mes de 2018.

Y es que el colaborador del programa de corazón decano de la televisión española hacía público en las últimas horas que había recibido una tremenda demanda de nada más y nada menos que cien folios en los que María José Campanario le acusaba de distintos delitos de diferente consideración que podrían meter en un buen lío al comunicador.

Al parecer, y tal y como revelan nuestros compañeros de Exclusiva Digital, este habría divulgado profusamente en el programa en el que trabaja que la mujer de Jesulín de Ubrique habría sufrido una caída en la bañera de su casa que habría acabado con esta ingresada en un centro hospitalario.

Según indica esta misma información, la ausencia de matices que indicaran que se trataría de una supuesto accidente doméstico, dejarían abierta la posibilidad de que se hubiera tratado de un posible episodio de violencia de género, lo que habría provocado que, ante la duda sembrada por acción u omisión, la demandante tomara cartas en el asunto, teniendo en cuenta lo serio del asunto.

Una demanda que sorprendía ya no solo por el fondo sino también por las formas a un Kiko Hernández [VIDEO] que no entendía, por un lado, que se haya admitido a trámite, y por otro, aún menos, que se tenga que desplazara a Arcos de la Frontera durante el juicio en lugar de que el proceso se lleve a cabo en Madrid, tras ser este el lugar en el que tuvieron lugar las declaraciones.

Y es que, solo ese detalle, cuenta el madrileño, le ha supuesto un desembolso de 1.600 euros como "provisión de fondos" al procurador calificando de "anomalía judicial" lo sucedido. Tal sería el desaguisado que, según este, a su letrado le habría "dado un ataque de risa" al leer la demanda y lo concerniente al juicio.

Los problemas de Kiko Hernández con la justicia

Para los que no lo recuerden, la información a la que hacemos referencia, trae a la memoria que el acusado consta con una hoja de antecedentes penales en la que se le impuso una condena en firme de seis meses de prisión sellada por el Tribuna Supremo como consecuencia de un delito de apropiación indebida. Malas noticias para Kiko. #Telecinco #Sálvame