A Jorge Javier y Risto los hemos visto en plan poligonero frente a las cámaras, pero lo que no sabíamos es que la cosa fue a más durante la grabación de "Got Talent"

La bronca de Jorge y Risto

Según cuenta Jorge Javier Vázquez en Lecturas, si la bronca frente a las cámaras con Risto Mejide fue llamativa, la que tuvieron durante la grabación del programa: “fue muy heavy”, a tanto llegó la situación, que se dejaron de hablar.

Jorge asegura que el grabar las audiciones con poco tiempo y en pleno verano los tenía a todos muy alterados y con mucho cansancio acumulado. No quiere hacer hincapié en el motivo que le llevó a saltar enfrentándose a Risto aunque dice recordarlo bien.

Bien avanzada la noche, una actuación que no era nada del otro mundo sirvió para que a la hora de evaluarla Jorge saliese con uno de esos chascarrillos con los que acostumbra a querer “épater le bourgeois”, pero claro, no contaba con que Risto es mucho Risto y le contestó contundentemente.

Jorge Javier reconoce: “Me sacó de mis casillas, me salió la vena flamencona y le canté las cuarenta”. Por lo visto el presentador fuera de sí aseguró que nunca más volvería a cruzar una palabra con Risto.

La bronca frente a las cámaras se podrá ver esta noche. Buen cebo para subir audiencia ¿No os parece?

Pero nada es para siempre y ya sabemos que lo que se dice en un calentón [VIDEO] acostumbra a diluirse como un azucarillo en el café, así que por lo visto los dos presentadores ya han dejado atrás esa rencilla que seguramente no fue para tanto.

La Pantoja despide a su hija por Whatsapp

Arde Cantora tras la última incursión de Chabelita en el “Deluxe” [VIDEO] desvelando lo que era vox populi, que su abuela nunca le había mostrado una particular querencia, haciendo que se sintiese como una hija de segunda frente a su hermano Kiko Rivera y lo más doloroso, que esa diferencia se hacía también entre la descendencia de Kiko y su hijo a quien por lo visto y según Antonio Rossi, la abuela llamaba “el otro”.

Chabelita echó balones fuera con habilidad durante toda la entrevista, ya contaban los colaboradores lo que ella no quería decir, aunque si asentía cuando ponían el dedo en la llaga. Fue tal el disgusto en Cantora, que Isabel Pantoja fuera de sí, amenazaba por lo visto con demandar a su hija para callarle la boca.

Y como colofón, unos días después era el todavía marido de Isa Pantoja, Alejandro Albalá quien corroboraba la mala relación que siempre ha imperado en la finca, entre la familia (con la excepción de Isabel Pantoja) y Chabelita.

Llegó a decir que su mujer decidió pedir su herencia adelantada y para ello quiso quedarse con un piso que su madre tiene en Fuengirola. Según Alejandro, Chabelita le contó que eso no pudo ser por la oposición de la abuela.

Todo el mundo se llevaba las manos a la cabeza ante la posibilidad de ver a la Pantoja demandando a su díscola hija, pero por lo visto ha encontrado una solución intermedia y a lo mejor incluso más dolorosa, según desvela Lecturas.

Alejandro sí tendrá su demanda. Para la hija, la venganza o el correctivo, ha sido dejarla sin su participación en la empresa de venta de ropa que codo a codo había creado con Isabel Pantoja y dos socios más.

Chabelita estaba, según ella misma contaba, inmersa en el diseño de las prendas cuando los socios le han comunicado por Whastapp que ya no cuentan con ella para nada.

¿Cómo reaccionará Chabelita? ¿La veremos en las páginas del papel cuché lamentándose o nuevamente en plató? No tardaremos en saberlo.