La desafortunada noticia de que el fenómeno de la pantalla pequeña, Juego de Tronos, no volverá hasta el 2019 ha dejado millones de aficionados con algo menos que esperar en este 2018. La noticia viene dada por la empresa de cable HBO, productora del programa, el pasado jueves 4 de enero. El portavoz de la compañía responsable del programa, así como también de otros como Westworld y True Detective, no especificó el mes de estreno pero si confirmo que la temporada final contara con 6 episodios de larga duración.

Los aficionados esperan conocer el final de la saga

Muchos aficionados esperan que esta temporada final de Juego de Tronos revele cuál de las grandes familias de los Siete Reinos de Westeros ganará la batalla multi-generacional que inicio en su primera temporada para controlar el deseado Trono de Hierro.

Con nuevos elementos y amenazas como la llegada final de los Caminantes Blancos, el verdadero origen de Jon Snow y la nueva relación de Daenerys Targaryen con el Rey del Norte se verán en juego en esta última entrega de la exitosa serie.

Los creadores de la serie David Benioff y D.B. Weiss establecieron en una entrevista a Entertainment Weekly hace dos años que deseaban que esta temporada final fuera la más espectacular de todas, contando con uno de los mayores presupuestos para una serie de Televisión en la historia (10 millones de dólares por episodio en su temporada 6). Es por esta razón de logística y filmación a gran escala que se demorará un año más el estreno de Juego de Tronos, una de las más grandes series de la historia reciente, ya que esta temporada final significa más extras, un elenco más grande, mayor cantidad de efectos especiales y una mayor producción en general.

Esto es guerra al final de todo, y una que incluye ejércitos de zombis y dragones en su desarrollo.

La grabación de Juego de Tronos se alargará hasta finales del 2018

La producción inició en octubre [VIDEO] y la filmación de la temporada se espera que se desarrolle hasta finales del 2018. Asimismo, debido a la gran espera de la afamada serie y sus pasadas fugas de información en cuanto a diálogos o escenas, el director de programación de HBO expreso que filmaran diversos finales para así despistar a los espectadores y a aquellos que deseen revelar la conclusión de la amada serie establecida en el continente ficticio de Westeros.

Por otro lado, la serie, basada en los libros de George R.R. Martin, se beneficiará de esta brecha entre temporadas debido a que, gracias a su rapidez de estreno, se había adelantado ya a los cinco libros de la saga Una Canción de Hielo y Fuego (A Song of Ice and Fire) y estaba iniciando a separarse de la continuidad y eventos de los mismos. Esta espera le proporcionará al autor tiempo para terminar el próximo libro de la saga, Los Vientos de Invierno (Winds of Winter) antes de que se estrene la temporada final del programa.