Desde que se inició la nueva temporada de Mi casa es la tuya, presentado por Bertín Osborne, este programa tan famoso de entrevistas no ha descansado ni un momento ni tan siquiera en las fechas navideñas y esto no tiene nada que ver con una simple casualidad, sino que responde a unos planes que tiene ocultos Mediaset y con los que se ha puesto a hacer números.

Golpe bajo a Bertín Osborne

Osborne fichaba de una manera estelar por la cadena de Paolo Vasile, arrebatándole a la 1 de Televisión Española una sensación de aquella temporada en el año 2016, el programa en el que tenían lugar entrevistas en casa de uno o de otro personaje (En la tuya o en la mía) y el bombazo televisivo se presentaba en Telecinco.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

De este modo, Bertín Osborne cambiaba de casa con un formato prácticamente igual pero con nombre distinto, su aventura en Mediaset contaba con un éxito no excesivamente alto en cuanto a audiencia pero la cosa iba tirando y ahora, en la segunda temporada de Mi casa es la tuya, la situación en cuanto a la relación entre Osborne y Telecinco ha cambiado y, según recogen fuentes de Esdiario, a pesar de lo que en principio estaba previsto, el programa no se ha parado ni siquiera durante la festividad navideña.

Telecinco emitió el programa a pesar de ser una fecha donde el consumo de la televisión baja notablemente y los gustos se inclinan hacia películas infantiles o familiares.

A consecuencia de esto y de forma naturalmente previsible, la audiencia de Bertín Osborne ha bajado de forma importante en una entrevista que tuvo lugar con el Padre Ángel el día de Navidad, que solo llegó a 1.300.000 espectadores y el especial de Año Nuevo con las famosas figuras de la Niña Pastori, Alaska y Fernando Tejero solo superaba esta cifra en 500.000 espectadores más.

La pregunta que a todos nos envuelve es porqué Telecinco decidió emitir el programa en esas fechas sabiendo que la audiencia iba a caer estrepitosamente. Fuentes cercanas a Esdiario resuelven la cuestión, y es que la razón no es otra que Telecinco quiere deshacerse cuanto antes de Bertín Osborne [VIDEO] y eliminar un programa que ya ha perdido su principal foco de atención, que era la novedad, por tanto esa emisión del programa sin ningún descanso lleva al lugar de que a Bertín solo le quedan 10 emisiones y a partir de ese momento su vinculación con Telecinco quedará rota, tal y como se vio en el contrato.

En definitiva, dentro de 10 semanas Osborne desaparecerá de la parrilla de Telecinco y no hay intención por ninguna parte de renovación.