Más líos para #Carlota Corredera. Después de protagonizar noticias relacionadas con su mala relación con los estilistas de Cámbiame y sobre la inminente cancelación del programa de cambio radical de imagen, la gallega vuelve al centro de la polémica después de que se haya puesto en entredicho su historia de superación y pérdida de pecho, al menos tal y como ella la ha venido contando desde el principio.

Así lo llevan a su portada los compañeros de Periodista Digital, quienes no dudan en titular con la palabra "vergüenza" a la hora de hablar de lo que estos consideran podría haber sido una "tomadura de pelo" orquestada por la presentadora de #Telecinco con el objetivo de contar una historia con la que congeniar con la audiencia y convertirse así en uno de los grandes personajes de la cadena de Fuencarral, como por otro lado ya pocos dudan ha conseguido ser.

Y es que la historia que esta narra en su libro donde cuenta cómo fue el duro proceso que la llevó a perder 60 kilos en un año se pone ahora en entredicho, ya no solo por el hecho de que esta pérdida se llevara a cabo siguiendo un método prohibitivo para el bolsillo de la mayoría de los mortales y que, supuestamente, le habría costado cerca de 500 euros mensuales, si no por algo mucho más grave y desconocido hasta ahora.

Según la información que maneja la fuente citada anteriormente, Carlota Corredera [VIDEO] habría recurrido al quirófano en 2010 para someterse a una liposucción y una subida de su pecho. Algo que esta misma se habría encargado de confirmar públicamente el pasado 19 de enero en una de sus apariciones públicas más esperadas.

Lo que habría ocultado Carlota Corredera

Una operación que se habría producido hace ahora ocho años, es decir, antes de que se llevara a cabo su pérdida de peso radical, pero que esta nunca antes había mentado ni en las muchas entrevistas a las que ha acudido a distintos medios de comunicación...

ni mucho menos en su libro, lo que según el medio al que hacemos alusión les llevaría a preguntarse si realmente Carlota Corredera está tomando el pelo a la gente que cree a pies juntillas una historia de la que poco a poco se van conociendo cosas nuevas. Así de repente.

Después de muchísimo tiempo hablando de su peso sí que parece extraño que ahora nos hayamos enterado de que esta pasó por chapa y pintura y que no lo hubiese citado, aunque fuera de pasada, para que sepamos cómo se preparó antes de someterse al gran cambio de su vida.