Por lo visto a la de San Blas le gustan las frases hechas, pero solo las que sirven a sus fines, principalmente para vilipendiar al padre de su hija, Jesulín de Ubrique y por ende a su mujer y a las familias de ambos en general.

Lo decíamos hace unos días. Algo le pasa a #Belén Esteban, que a pesar de tener a su hija Andrea pasando la Navidad en Paracuellos, está más estresada y desatada que nunca. Sus salidas de tono son continuas y hay quien apunta a que su relación sentimental pende de un hilo, lo que de confirmarse sería desde luego un varapalo de dimensiones inimaginables que seguro desataría más de una lengua y de una pluma.

También la madre de la colaboradora está estos días en Madrid ya que la hemos visto con su nieta Andrea a las puertas del Bingo Las Vegas, dispuestas ambas a pasar un buen rato juntas. Será por eso que la madre de Andrea Janeiro anuncia ahora un bingo online junto a su gran amigo y “amo del cortijo” Jorge Javier Vázquez. Todo queda en casa.

Sin embargo nada parece contentarla [VIDEO] y el nuevo ingreso de María José Campanario ha servido para recrudecer esa inquina que lleva impresa en el corazón hacia el padre de su hija y por supuesto hacia su mujer.

La Belén más escatológica

Como cada tarde en “Sálvame” y después de un nuevo capítulo del culebrón erótico festivo a tres bandas [VIDEO] con “negro” incluido, que está ayudando a “Sálvame” a remontar el último mes del año, hemos podido ver al sufrido reportero José Antonio León a quien tienen trabajando al aire libre a pesar de estar con una gripe de las que hacen época.

Pero ya se sabe que: “Quien paga manda” así que al pobre José Antonio no le quedado otra que hacer su conexión en directo para contar la última hora de María José Campanario, nuevamente ingresada en la suite de una clínica privada por su fibromialgia y al parecer por algo mucho más delicado.

No pierde ripio Belén Esteban para lanzar sus puyitas a cada conexión. Que si tiene suerte María José de tener quien la cuide, que si no hay derecho a que tenga privilegios: “No dudo de que ella esté mal, pero no entiendo la razón de que en Portugal no estuviera ingresada tanto y aquí sí". Ahí queda eso. Siempre esparciendo porquería y acabando con un. “Ay si yo hablara..... Pero no puedo, mi hija no me deja”.

Ayer la cosa fue un paso más allá. Por lo visto y al no haber encontrado a nadie que le llevase la contraria durante el “debate” como pasó hace unos días con Antonio Montero al que no solo increpó sino que llegó a insultar, le tocaba el turno a Jesús Janeiro.

Primero se cansó de decir: “Cada uno recoge lo que siembra” aclarando que no lo decía por la pobre María José (no, que va) sino por el padre de su hija.

Lo repitió hasta en tres ocasiones para finalizar con este epitafio: “Como no has sembrado nada, recoges una mierda”.

Hay que ver la afición que tiene esta mujer por la escatología. A Montero lo envió a la mierda y a Jesulín se la encasqueta como regalo navideño.

Mensaje envenenado a Jesulín

No contenta con lo dicho y con una sonrisa digna de la bruja más malvada de los cuentos infantiles, se dirigió al padre de su hija: "Espero que acabéis y empecéis bien el año. Jesús, te deseo lo mejor y que disfrutes de todos tus hijos".

Por lo que se ve nadie en #Telecinco le dice que desearle una feliz Nochevieja a quien tiene ingresada a su mujer no se sabe por cuánto tiempo es de una maldad y una bajeza sin parangón.

Ya que tan aficionada es la colaboradora a las frases contundentes, permitidme recordarle este refrán: “El que al cielo escupe en la cara le cae”. Mucho cuidado con lo que deseas Belén, no sea que las cañas se vuelvan lanzas.

¡Suscríbete! completamente gratis y muy fácilmente a mi CANAL TELEVISIÓN haciendo clic en este enlace. Todas las noticias a tu alcance. ¡No te las pierdas! #Televisión