Rocío Carrasco es uno de los personajes del corazón que ha sido más mediático en los últimos tiempos. Lo curioso es que aunque no quiere mencionarse respecto a su vida privada hay actos en ella que la delatan.

Decidida a ir a hasta el final

Por todos es sabido la guerra en los juzgados que llevan viviendo Rocío y Antonio David Flores por la custodia de sus hijos y por la presunta falta de liquidez económica que juró Antonio David no tener en el año 2012 para no poder hacer frente a los gastos de las costas de un juicio que debía a la madre de sus hijos. Una vez más, esta ex pareja vuelve a dar mucho de lo que hablar porque nuevamente deben verse las caras en los juzgados para tratar los temas citados anteriormente.

Los hijos se van a vivir con Antonio David

Rocío Carrasco parece no entender que ambos de sus hijos no desean vivir con ella ni tampoco con su actual marido Fidel quien se rumorea que nunca ha tenido una buena relación con los niños. Una vez han sido adultos, ambos niños han decidido que el mejor regalo de cumpleaños que pueden tener era el vivir bajo el mismo techo de su padre y de la mujer de éste, Olga.

Lo que piensa todo el mundo y lo que tiene toda la lógica aplicable a este caso es que Rocío tendría que respetar la decisión de sus hijos y dejar de buscarle mil pies al gato intentando destruir la reputación de su ex marido Antonio David porque de alguna manera esto también causa malestar entre sus hijos dado que seguro no tienen que estar nada contentos por ver como su padre se pasea de juzgado en juzgado.

Rocío Carrasco parece que no tan solo es que no entienda la elección de sus hijos si no que tampoco quiere poner fácil nada a Antonio David con quien no deja de pasar ni una sola ocasión para poder echarle cara cosas ante un juez. ¿Qué necesidad hay de que Rocío siga yendo en contra de sus hijos? ¿Qué motivos tiene la hija de Rocío Jurado para seguir en esa incansable lucha en contra de su ex marido?

Ro Flores: una niña feliz

Si algo tenemos claro gracias a las redes sociales de Ro Flores, es que la niña siente devoción por su padre y por su mujer Olga. En repetidas ocasiones podemos disfrutar gracias a sus fotos o vídeos haciendo gala de la magnífica relación que tiene con ellos y con su hermano a quien quiere y protege muchísimo. Ro Flores parece una niña feliz que solo desea y quiere estar con su padre, ¿que tiene eso de malo?

¿Por qué Rocío Carrasco no se pronuncia? Hasta ahora solo sabemos la versión de Antonio David y eso nos hace no entender la actitud que durante años está tomando la hija de la más grande. Si algo aprendemos de esta pareja es que no siempre el amor está en el aire y que muchas veces existe la posibilidad de que hayas dormido en la cama con tu mismo enemigo, ¡se llevan como perros y gatos!

Esperemos que la navidad ponga en orden las ideas de ambos y por el bien de la familia que crearon hace ya casi veinte años puedan llegar a un entendimiento.