Gerard Piqué y Shakira junto con sus hijos se encuentran de vacaciones en Nueva York. Cual ha sido la sorpresa de todos sus seguidores cuando han salido imágenes de una tensa situación que se ha vivido en mitad de la ciudad de los sueños.

Fuertes rumores de crisis

Todos sabemos los fuertes rumores de crisis que persiguen la relación del futbolista y la cantante desde hace unos meses, si sumamos esto al parón que Shakira [VIDEO] ha dado en su carrera musical quizá entendamos que los ánimos estén un poco caldeados en la familia y cualquier situación hace que salten chispas.

En este caso la polémica viene principalmente de la mano de Piqué quien, mientras caminaba por una de las calles de Nueva York junto a su familia se dio cuenta de que había un coche con un fotógrafo.

Parece ser que el futbolista, a gritos, comenzó a meterse con el fotógrafo intentando incomodarle para que les dejase tranquilos, al ver que con tener esa actitud no estaba consiguiendo nada se acercó al coche y según cuentan en varios periódicos digitales el futbolista comenzó a dar golpes sobre el coche avisando al conductor de que le dejase disfrutar tranquilo de unos días de relajación lejos del trabajo.

Una actitud agresiva y fuera de lugar

Ya sabemos el fuerte carácter que tiene Piqué y lo poco amigo que es de las cámaras, pero aún así, ninguna de sus actitudes justifica el que el futbolista cuando pierde los nervios tenga este comportamiento con personas que al fin y al cabo tan solo se dedican a llevar un sueldo a casa a final de mes al igual que él lleva el sueldo a su casa gracias a la publicidad y los partidos de fútbol que juega.

Tensa situación familiar

Suponemos que la situación familiar que atraviesa ahora mismo no es la más idónea, hace unos meses uno de sus hijos estuvo un poquito enfermo y eso hizo que aumentara el nerviosismo en el matrimonio. Ahora, su mujer ha tenido que cancelar su gira de conciertos por un problema de salud que le impide poder continuar con su vida profesional como hasta ahora, lo que hará que seguramente también se encuentre preocupado por Shakira y por su evolución.

Al fin de cuentas el caso de Piqué no es ni el primero ni el último. Por suerte o por desgracia hay muchos famosos del mundo del corazón, del deporte y el espectáculo quienes aunque eligen la publicidad y el salir en los medios de comunicación para publicitar su marca y así sacar una rentabilidad económica después no llevan bien ni entienden que esa mismas personas que les ayudan a hacerse muy ricos quieran seguir sabiendo de ellos en todo momento.

¿Dónde está el límite? ¿Es necesario traspasar la barrera como ha hecho Piqué en varias ocasiones?