Si hay un programa capaz de generar un vídeo de zapping o una muestra de incivismo para mostrar a los alumnos de periodismo en la facultad en todas y cada una de sus emisiones ese es, a la muestra de lo acontecido cada fin de semana en directo en Telecinco: "Sábado Deluxe".

Rara vez llega un domingo en el que no toque hablar de desplantes, malas palabras, polémicas que sobrepasan todos los límites del buen gusto y, claro está, abandono de alguno de los protagonistas de un programa que, difícilmente disentirán, bordea todos los límites de lo emitible en más de una ocasión.

Si lo comparamos con las noches más calientes del "Deluxe", lo vivido anoche no entraría siquiera en el top 10.

Sin embargo, si lo comparamos con el resto de programas que se emitieron a nivel nacional, estamos ante el número 1, con permiso de la presunta agresión [VIDEO] revelada por "Socialité" de Jesulín de Ubrique a un cámara de, cómo no, la misma cadena.

De hecho fue este el punto de partida de la agria discusión que mantuvieron Diego Arrabal y María Patiño en relación a este incidente. Y es que, mientras el primero deslizaba cierta justificación a lo realizado por el que fuera matador de toros dada la "provocación" a la que había sido sometido, la segunda saltaba como un resorte para defender a sus compañeros.

Entrando en detalles, el fotógrafo aseguró que, con motivo de su profesión sabe perfectamente lo que es "hacer una guardia", que es como lo calificaron en el programa de corazón de Patiño.

Sin embargo, lo que él interpreta viendo las imágenes dista mucho de parecerse a ello: "Una cosa es hacer guardia y otra ponerte en directo a emitir.."

Fue entonces cuando la gallega, tal y como se ve en la imagen principal adjuntada en esta entrada y que se puede ampliar pinchando encima de ella, perdió los papeles y empezó a sacar la cara por sus compañeros "a grito pelado". Fue entonces cuando esta llamó "provocador" a Arrabal, amenazándolo con que no le iba a "permitir tocarme las narices".

Brutal bronca en los pasillos del "Deluxe"

Con la cosa yéndose de madre Gemma López se metía de por medio y acusaba a Diego de "grabar conversaciones telefónicas con famosos" subiendo la temperatura del plató hasta el punto en que, tras una pausa, y tal y como narran en Exclusiva Digital, el enfrentamiento se trasladó a los pasillos de la peor forma posible. Tanto fue así, que la dirección del "Deluxe" decidía echar a Arrabal del plató tras una bronca inaceptable [VIDEO] para los jefes del programa.