Desde que el pasado miércoles se supiera quiénes darán las campanadas el próximo 31 de diciembre en Telecinco [VIDEO], las redes [VIDEO] sociales arden para impedir que sean líderes de audiencia.

¿Quiénes serán los elegidos y quiénes lo decidirán?

Con toda seguridad lo dejarán en manos de los espectadores dado que es muy habitual en el programa y en la cuenta oficial de Sálvame en Twitter, pedir opinión acerca de diversos asuntos.

Una de las últimas encuestas ha sido preguntar si la audiencia quería ver a Rosa Benito de nuevo en el programa como colaboradora. Basta echar un vistazo a las respuestas y la gran mayoría son insultos y descalificaciones al programa importando poco o nada las decisiones que tome el formato.

Nuevo tema puntero en Sálvame que ocupará horas de programación para intentar lograr los datos de audiencia que por cierto, tienen cada vez menos.

Lloros, lágrimas y desesperación será lo que protagonizarán los postulados a ocupar un lugar en La Puerta del Sol de Madrid ya que todos quieren estar y como comentaba Kiko Hernández al conocer la noticia, 15 son los colaboradores que participan en el programa y todos no pueden estar allí.

Último intento por salvar al programa que parece hundirse cada día más

Las audiencias están ahí, cada día podemos verlas en varios medios digitales, sin embargo, los capitanes del barco no están dispuestos a que ésto ocurra. La cúpula de Mediaset apuesta por ellos y si no funcionase, es muy probable que comiencen a mover ficha en torno al programa que desde hace varios años ha sido uno de los más vistos en una televisión privada.

El apodado "dueño del cortijo" Jorge Javier Vázquez daba las gracias a los responsables de esta decisión afirmando que Sálvame debe seguir en antena.

Otra que también daba las gracias era Mila Ximénez que con lágrimas en los ojos y muy emocionada, admitía que era muy necesario para los que componen el universo Sálvame que esto ocurriera dado que han tenido mucha presión en estos últimos meses. Sin quererlo o pretenderlo, Sálvame y los colaboradores, admiten por primera vez que no están pasando por sus mejores momentos. Ya tenemos tema para rato y a partir de hoy se vuelve abrir una guerra entre las redes sociales y el programa. ¿Quiénes saldrán victoriosos de esto, las redes sociales o el universo Sálvame?

Si nada ni nadie lo remedia, el barco que tantos años ha sido lo más visto en televisión podría hundirse pese a todos los intentos.