Tremendo susto por el que ha tenido que pasar en los últimos días una de las colaboradoras [VIDEO] más veteranas y lenguaraces que forman parte del elenco de famosos de Sálvame como es Mila Ximénez.

Y es que la que fuera mujer de Manolo Santana era víctima de un accidente el pasado viernes, a la conclusión del último programa de Sálvame diario [VIDEO] y cuando se disponía a marcharse en taxi hacia su casa en busca de un fin de semana con la familia lejos de España que quedaba truncado de golpe, al menos en las formas y condiciones físicas en las que fue planeado.

Tras comentar la jugada en el clásico bar La Muralla, donde todos los tertulianos del programa decano de corazón de la televisión española acuden una vez se apagan los focos, esta, con la inseparable maleta que la acompaña a todas partes y en la que suele llevar objetos personales y vestuario para el programa, decidió tomar un taxi sin saber lo que estaba a punto de sucederle.

Antes de iniciar el viaje, y cuando trataba de meter la susodicha maleta en el maletero, este, como sucede ahora con algunos de los coches más modernos, se cerró de golpe. pillando a la periodista en mitad de la operación de colocación y teniendo que retirar las manos rápidamente para no sufrir un mal mayor.

Sin embargo, a esta no le dio tiempo a quitar los dedos de la zona de cierre, quedando pillados de forma violenta y provocando una fractura de lo más aparatosa en su dedo meñique que, según aseguran los testigos, empezó a sangrar de manera tremendamente aparatosa, llegando a hacer creer a estos que lo peor había sucedido.

Tanto fue así que no tardó en hacer rumbo al hospital, en lugar de hacia su casa, donde pretendía ir, para comprobar de primera mano cuál fue el impacto del accidente que le ha provocado una fractura parcial de la menor de las falanges de su mano.

Por suerte, no lo que parecía haber sucedido en un primer momento.

Mila Ximénez, "a punto de perder el dedo"

Para hacernos una idea de lo que cerca que estuvo de quedarse sin dedo meñique tan solo hay que escuchar las palabras de la protagonista de esta acción: "no me quedé sin dedo meñique de milagro", agregando que el susto que se dio "fue horrible".

Finalmente, el parte médico, tras tener que coserle la yema del dedo y de perder la uña en este aparatoso accidente, podemos decir que solo es de una "fractura" de la que deberá recuperarse en cuestión de semanas tras inmovilizarle la falange afectada. Tremendo susto.