Dicen que cuando uno se hace mayor empieza a despojarse de todas las cortapisas que le han llevado a comedirse en exceso a lo largo de la vida para mostrarse como realmente se es y se piensa haciendo buena la frase de "Para lo que me queda en el convento...".

No sabemos si ese puede ser el caso o no de la veterana periodista María Teresa Campos, pero bien se le podría asignar a la actitud que esta ha venido tomando de un tiempo a esta parte para con las que son algunas de sus compañeras en la cadena que todavía la tiene en nómina.

Y es que la entrevista en el Chester con Risto Mejide parece haber sido toda una liberación para una comunicadora que, parece, llevaba demasiado tiempo guardando sus verdades en su interior hasta que el pasado domingo decidía hacerlas públicas para que se supiera cuál es su verdadera relación con otras comunicadoras, que en Telecinco no es oro todo lo que reluce y que hay gente que no se ha portado con ella todo lo bien que se podría esperar.

Así pues, en primer lugar, apuntaba y disparaba hacia Ana Rosa Quintana, de quien deslizó que había firmado el contrato que le convertiría en el relevo de María Teresa Campos antes de que esta hubiera sellado su salida, lo que deslizó, entiende, no es precisamente ético ni de buena compañera de profesión.

Unas palabras que encontraban una respuesta [VIDEO] en la reina de las mañanas indicándole a la matriarca de las Campos, en pocas palabras, que los trapos sucios se lavan en casa.

Algo que esta no quiso hacer tampoco a la hora de referirse a la que es su sustituta en el magacín de los domingos de Telecinco, Toñi Moreno, quien actualmente presenta "Viva la vida" dejando los mismos datos de audiencia en comparación con la última etapa de la Campos al frente de su "Qué tiempo tan feliz".

Sin embargo, y como le sobraban dardos ante Risto, la andaluza no dudó en hacerle el mayor feo posible a la que tomara su testigo respondiendo a la pregunta de qué hace ahora que no trabaja los domingos por la tarde "veo películas".

Vídeos destacados del día

Es decir, que no aprovecha para hacer cosas fuera de casa, sino que se queda delante de la televisión, pero no precisamente para ver la cadena que le paga y estar al día de asuntos que le pueden concernir profesionalmente.

Mediaset, enfadada con la Campos

Unas palabras que no solo han disgustado a Moreno, sino también a parte de la cúpula de Mediaset donde ya se empieza a hablar de la separación definitiva con la Campos. Su relación, como indicamos ayer, pende de un hilo. [VIDEO]