Hace tiempo que se especula con los problemas económicos que, parece ser, están azotando a María Teresa Campos. Sin embargo, y tras la emisión del último programa de 'Mi casa es la tuya' donde la veterana periodista mostró la joya de su particular corona, muchos dudan de que esto sea así.

Y es que, aunque la tenga a la venta, lo cierto es el denominado 'casoplón [VIDEO]', que está a propiedad de la comunicadora malagueña, es una auténtica barbaridad por muchos motivos que ahora vamos a repasar en esta entrada y que, quién sabe, quizás puedan ayudar a que finalmente se venda el templo de Las Campos.

Situada en la localidad madrileña de Molino de la Hoz, muy cerca de la urbanización de 'gente de bien' de Las Rozas, está valorada en nada más y nada menos que en 4,3 millones de euros.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Una cantidad insultante pero que empezamos a comprender al enterarnos que esta posee la friolera de 2.000 metros construidos y otros 6.000 de terreno privado en los alrededores de lo que es una de las casas más potentes de toda la comunidad madrileña.

Con una casa principal, de mayor tamaño, y otra ligeramente menor para los invitados, la vivienda destaca por su luminosidad, la presencia de un patio inglés en el centro de la construcción y por poseer todo tipo de departamentos lujosos tales como gimnasio, jacuzzi, piscina interior, una sala de cine, una biblioteca con una claraboya que la ilumina en el centro, y mucho más.

Y es que, si nos fijamos en los departamentos, contamos hasta 15 cuartos de baño, ocho plazas de garaje y hasta un ascensor para moverse por los distintos pisos de la construcción que la estrella de la televisión mandó construir para cuando su madre todavía vivía y para que así esta pudiera manejarse sin problemas por todo el espacio.

La espectacular casa de la familia Campos

Una mansión impresionante que también ha sido disfrutada por sus hijas, Terelu y Carmen Borrego, durante su tiempo de solteras durante muchos años hasta que, finalmente, han decidido volver a abandonar el nido materno acudiendo allí únicamente cuando organizaban alguna reunión familiar.

La última vez era para rodar la emisión de programa de Bertín Osborne, donde la familia aprovechó en reiteradas ocasiones para anunciar que cualquier interesado la puede adquirir por poco más de 4 millones de euros. Tres años después de haberla puesto a la venta sigue sin aparecer un comprador. Quién sabe si su suerte cambia tras su exposición pública.