¡Suscríbete! completamente gratis y muy fácilmente a nuestro CANAL TELEVISIÓN haciendo clic en el enlace. Todas las noticias a tu alcance ¿Te las vas a perder?

Una semana para no olvidar en el programa de corazón más veterano de la #Televisión. El hecho de que sea "#Sálvame" quien de las campanadas ha creado un gran rechazo en redes sociales como Facebook y Twitter, donde son mayoría los detractores que aseguran una mala audiencia para #Telecinco (otra más) en la noche más mágica del año y más si cabe, cuando en plató estarán dos de las personas más controvertidas: Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban. La resaca puede ser épica.

Pues bien, dentro del lío organizado con quien debía o no dar las campanadas y como estamos en sequía de verdaderas noticias a excepción de la muerte del gran Chiquito de la Calzada a la que le están sacando todo el jugo posible haciendo exposición de todas las miserias habidas y por haber de los últimos momentos del genial cómico, a Paz padilla no se le ocurrió otra que tratar el tema de la muerte y el miedo que a casi todos los mortales les supone pensar en ella.

Y ahí estaba Belén Esteban diciendo que su muerte le da mucho miedo y que ya vio la luz cuando estuvo en coma durante 18 días [VIDEO]mientras trabajaba “en la otra cadena”. Contaba que en realidad a quien vio fue a su hija que era muy pequeña, que la llamaba y que oía a su padre que le pedía que volviese. ¿18 días en coma y la prensa no se enteró? Primer poltergeist, pero no el único.

Las redes empezaron a arder con comentarios de todo tipo y risas, muchas risas. Surgían muchas preguntas ya que ella también decía que cuando le da una bajada de azúcar se desmaya y que eso le pasa sobre todo durmiendo, por lo que naturalmente sus compañeros le preguntaban que hacía para darse cuenta de que eso le sobrevenía y ella afirmaba: “Es Miguel quién se da cuenta¿Miguel se entera mientras duermen de que a Belén le da una bajada de azúcar? ¿Tiene un avisador o algo? Segundo poltergeist.

Y seguía hablando (como siempre) a pesar de que decía no querer hacerlo. Por lo visto se ha quedado sin su “chica” o lo que es lo mismo sin su empleada del hogar a tiempo completo y al estar sola tiene miedo, por suerte su Miguel comprueba cada día antes de irse a trabajar sus niveles de azúcar. ¿Belén Esteban sin servicio? ¿Ha llegado la crisis al chalet de Paracuellos? Tercer poltergeist.

Los usuarios de Facebook y Twitter a estos fenómenos paranormales, en realidad los llaman mentiras, algunos incluso dicen haber hablado con asociaciones de diabéticos que están realmente indignadas al parecer, aunque afirman no poder hacer nada al respecto de las manifestaciones de la colaboradora.

María Patiño también reclama su cuota de paranormalidad

La tarde siguiente las noticias seguían sin llegar y esta vez fue Jorge Javier quien sacó el tema, ya que él está ahora en un momento en que necesita explorar caminos más espirituales. María Patiño [VIDEO], muy seria, explicaba que ella se había hecho una regresión en un local de Madrid al que también había acudido J.

J. pero sin haberse podido prestar a tan emocionante quehacer.

Siguiendo los pasos de su nueva mejor amiga, María aseguraba no querer hablar del tema ni contar lo que le habían dicho y naturalmente, lo contó. Resulta que según parece ella vivió en la Edad Media (no sabemos si en la baja o en la alta, pero qué más da) "Se supone que en otra vida me quemaron y me mataron". Las caras de sus compañeros eran dignas de ver.

Me empezaron a quemar por las piernas, me quemaron en una plaza y después me encerraron en un castillo". A lo que todos le contestaron que debía ser una bruja. ¿Lo de quemarla y luego encerrarla no es un poco contradictorio? Según la presentadora, tuvieron que suspender la sesión porque ella no estaba preparada para descubrir nada más. ¿Pero cuantas reencarnaciones funestas ha tenido esta mujer?

Aquí también Facebook y Twitter dijeron la suya y los comentarios jocosos afloraron. Es lo que tiene hablar por hablar o por conseguir unos minutos de protagonismo.

¿Qué está pasando en “Sálvame”? Ayer mismo Mila Ximénez se enfrentaba a Carlota Corredera desmintiendo al polígrafo, a Lydia Lozano no paran de ponerla en evidencia y Kiko Hernández ha vuelto por sus fueros y está cada día más bronco y desagradable.

¿Todo esto para lograr que las campanadas de Telecinco no sean las menos vistas de la historia? Pues vamos a ver si lo consiguen.