Poco a poco parece que vamos sabiendo más y más cosas sobre el secreto cumpleaños de Belén Esteban y que, como era de esperar, reunió a muchos de sus familiares y amigos más allegados en una fiesta que fue organizada, cómo no, por su chico y futuro marido, Miguel Martos.

Como en todo aniversario durante la celebración [VIDEO], que aseguran se extendió hasta altas horas de la madrugada, no faltaron todo tipo de presentes para celebrar el 44ª nacimiento de la catalogada como Princesa del pueblo. Sin embargo, y tal y como la rubia más famosa de España comentaba en sus cuentas oficiales en las redes sociales, hubo uno que sobresalió muy por encima del resto.

Este no fue otro que el que urdió el bueno de Miguel quien, sabedor de que casi todas las cosas materiales que gustan o podrían hacer ilusión a la de San Blas las tiene o puede tenerlas en cualquier momento, decidió hacerle un regalo de esos que te tocan por dentro y que, eso sí, no se pueden tocar al tratarse de un intangible.

Aunque seguro muchos están pensando que se trató de un "sí quiero" en el que puso fecha a la boda o incluso en la llegada de ese bebé que tanto ansía la Esteban y que hace no tanto reconocía estaba buscando con ahínco sin descartar recurrir a profesionales, ninguna de estas dos cosas fueron las que recibió la colaboradora de Sálvame.

El regalo que le hizo Miguel fue organizar, a espaldas de su futura mujer, el retorno desde Reino Unido de su hija, Andrea Janeiro, más conocida como Andreíta, a Madrid acudiendo a la fiesta de cumpleaños y saliendo en el momento de la tarta provocando el que fue el momento más emocionante de toda la noche.

Un momento que varios de los presentes recogieron en imágenes [VIDEO] y que provocó que, como era de esperar, se le saltaran las lágrimas a una mamá que, horas antes, había recibido la felicitación telefónica por parte de su hija sin imaginarse que su día más especial no acabaría sin verla.

Belén vive un cumpleaños que no olvidará

Como se podía esperar, ya al día siguiente, y una vez su hija y de Jesulín de Ubrique ya había puesto pies en polvorosa, la Esteban quiso subir una imagen suya abrazándose con Andreíta agradeciendo a Miguel que hubiera conseguido traerla para un día tan especial a modo de sorpresa.

Y es que, como la copresentadora de Sálvame ha comentado en más de una ocasión, tanto Miguel, como su hija, son las dos personas que más quiere en el mundo, eso sí, con permiso de su madre. Sin duda, un cumpleaños que no olvidará.