Actualmente no hay muchos directores que con poner su nombre a una película ya se convierta automáticamente en una obra que deba ver todo el mundo. Ya sea por su peculiar estilo o por la constante evolución de su filmografía, algunos realizadores se han ganado a pulso este honor, y uno de ellos sin duda es #David Fincher. El director estadounidense con una relativamente larga lista de obras a sus espaldas, aunque no demasiado si tenemos en cuenta los años que lleva trabajando en la industria, casi nunca nos ha decepcionado.

¿Cine o televisión?

David Fincher está a la cabeza de esos directores de videoclip que destacaron en los años 90 y que dieron el salto a los largometrajes con éxito.

Esta corriente artística de la que provenían, con sus particularidades y sobre todo con su libertad creativa, era muy diferente de lo que se encontraron en su llegada a #Hollywood y a la encorsetada industria. Sin embargo, poco a poco se abrió camino y ya desde el principio, concretamente con su segundo largometraje, Seven, descubrimos que había un diamante en bruto en él.

Desde entonces, Fincher ha encadenado otros tantos largometrajes, la mayoría auténticas maravillas como El Club de la Lucha, La Red Social o Zodiac, manteniendo un listón muy alto de calidad en sus producciones, y sin renunciar a su singular estilo y puesta en escena. En 2013 se pasó a la televisión como productor de otra gran serie, House of Cards, de la que dirigió los dos primeros episodios pero donde aún a día de hoy se mantiene su sello de calidad.

Tras la vuelta a los largometrajes con Perdida, y mientras esperamos si se confirma su trabajo en World War Z 2, el director presenta un nuevo trabajo para Netflix [VIDEO].

Una serie sobre asesinos en serie

Mindhunter tratará sobre una pareja de agentes del FBI que se dedican a crear perfiles psicológicos de asesinos en serie. Su creencia es que si desarrollan lo suficiente estos perfiles, podrían incluso llegar a predecir qué personas que cumplen ciertos requisitos serían más propensos a cometer este tipo de crímenes. En principio parece una propuesta bastante interesante y que podría dar mucho juego como la mayoría de obras sobre asesinos en serie, y sobre todo que podría extenderse sin resultar repetitiva.

De momento no podemos avanzar mucho más sobre la serie salvo que no habrá que esperar mucho para su estreno, ya que llegará a la plataforma digital el próximo 13 de octubre. La serie estará protagonizada por Jonathan Groff y Holt McCallany, aunque también aparecerán otros intérpretes como Anna Torv y Hannah Gross. Lo que se ha confirmado de momento es que Fincher dirigirá los dos primeros y los dos últimos capítulos, de un total de diez. Datos más que suficientes para apuntarla a la lista.

#Netflix