Ana Pastor, la periodista y presentadora del espacio televisivo en "#La Sexta" de "El Objetivo" ha perdido los papeles en pleno directo. Si hace apenas unas semanas ofrecía unas declaraciones a algunos medios de comunicación en los que dejaba claro que "La Sexta" no era la portavocía de Podemos dadas las numerosas críticas a dicho espacio televisivo en los últimos tiempos, ahora ha sido su participación como moderadora de un debate lo que ha causado la sorpresa en el público y entre los mismos asistentes al debate.

Constantes interrupciones entre los representantes del Parlament

Las horas previas al 1 de octubre estuvieron [VIDEO]cubiertas por la periodista Ana Pastor, quien estuvo mediando a la representación de las más importantes fuerzas políticas del Parlament, como: Inés Arrimadas, Miquel Iceta o García Albiol, entre otros.

Sin embargo [VIDEO], dadas las circunstancias, los ánimos estaban caldeados y las intervenciones fueron constantemente interrumpidas, lo que, sin duda alguna, molestó bastante a la recién estrenada moderadora de La Sexta, que se quedó sin paciencia y estalló ante la mesa de debate.

Pastor pierde los papeles en pleno directo ante la mesa de debate de "La Sexta"

De este modo, Pastor perdía los papeles en la mesa de debate y entre resoplidos, afirmaba: "Vaya nochecita me estáis dando", tras haber intentado callar a la representante de Ciudadanos, Inés Arrimadas y a Coscubiela. Sin embargo, no se trató de ésta la primera vez que la habitual presentadora de "El Objetivo" intentaba poner orden en el plató. Lo hizo anteriormente cuando hubo enfrentamientos entre los allí presentes y les llamaba la atención afirmando: "estaría bien que cada tres segundos no se produzcan interrupciones".

No obstante, los momentos de mayor tensión vividos en las horas previas al #1-O estuvieron protagonizados por los representantes del Partido Popular en el Parlament y Ciudadanos, PSOE y Comín de Junts pel Sí, quienes solapaban la mayor parte de sus intervenciones y se contraatacaban los unos a los otros ante la atenta mirada de la moderadora.

En definitiva, parece obvio que la mesa de debate era sólo un anticipo de todo lo que iba a suceder horas más tarde en Cataluña. Las agresiones en plena calle y las avalanchas de votantes donde incluso se han tenido que hospitalizar a numerosos ciudadanos. Una convulsa situación a la espera de respuesta por el presidente de la Generalitat y el presidente del Gobierno. #Referéndum