Iñaki Urdangarín, el ex Duque de Palma, tiene cada vez más asimilada su entrada a prisión. El esposo de la infanta Cristina fue investigado, juzgado y finalmente condenado por el caso Nóos, un juicio que se celebró en medio de una enorme expectación y dio la vuelta al mundo, dada la relevancia de su persona y el título nobiliario que ostentaba por el matrimonio junto a la infanta, y que les fue retirado debido a las circunstancias legales por el actual monarca, el Rey Felipe VI.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Iñaki Urdangarín, más cerca que nunca de prisión

El esposo de la infanta Cristina [VIDEO] está comenzando a trazar el plan que será, sin duda, el más duro de su vida.

El ex jugador de balonmano tiene asimilada su entrada a la cárcel pese a que recurriera la sentencia de seis años y tres meses del mismo modo que hicieron otros condenados como Torres y Matas, por lo que Urdangarín no ha dudado en buscar a los mejores profesionales que le hagan su estancia más fácil en prisión.

Aunque se enfrenta a la etapa más complicada y dolorosa de su vida, el ex Duque ha querido coger "el toro por los cuernos" y está buscando un abogado especializado en la rama de Derecho Penitenciario. Varios medios de comunicación, como LOC, apuntan a que Urdangarín tiene en mente a una letrada de Barcelona.

Urdangarín busca su nueva defensa con la mirada puesta en Barcelona

Dicha letrada tendrá importantes funciones, pues será la encargada de tramitar desde prisión incluso los permisos carcelarios que el ex Duque de Palma tenga en el futuro.

Esto es, sin duda, la mayor preocupación de Iñaki, que se enfrenta a una dura condena alejado de los suyos.

Pese a que el esposo de la infanta Cristina [VIDEO] sigue confiando en su total inocencia, la Fiscalía no opina del mismo modo, pues en caso de revisar su condena, estarían previstos unos diez años aproximadamente, en lugar de los seis años y tres meses a los que se enfrenta.

Sin embargo, estos nuevos pasos trazados por la Infanta y su marido no están siendo conocidos por la Casa Real. Así lo apuntan varios medios como Bekia. De este modo, Urdangarín ha vuelto a hacer caso omiso a los consejos de dicha institución, que en lugar de contratar los servicios jurídicos de Horacio Oliva, contrató los de Mario Pascual.

Cristina de Borbón sí se dejó asesorar y contrató los servicios del jurista Miquel Roca, cercano a su padre, el emérito Juan Carlos I y uno de los padres de nuestra constitución española, y quien finalmente la defendió durante todo el procedimiento por el caso Nóos.