Si algo no esperaba Belén Esteban tras su primer "Belanazo" del pasado mes de septiembre es que, después de tantos años callada, su gran enemiga María José Campanario, fuera a romper su silencio y contestar a las duras acusaciones reveladas por la 'princesa del pueblo' en una revista, dejándola a los pies de los caballos.

Una réplica que provocó que la colaboradora de Sálvame, haciendo bueno su turno de réplica, se marcara un segundo Sábado Deluxe consecutivo nunca antes visto en Telecinco para tratar de apaciguar los ánimos de sus antiguos fans tras considerar que ésta había traicionado a una mujer, supuestamente enferma, revelando un capítulo privado entre ambas.

Sin que se pudiera decir que la de San Blas consiguiera su propósito en ese segundo Deluxe y en sus apariciones en Sálvame, su enemiga íntima seguía con su estrategia de no dejar que la rubia más famosa de España la dejara como una mentirosa tratando de desenmascarar a la Belén que no se ve en televisión.

Algo que pasaba por guardar un silencio aparente y hacer llegar sus "bombas" a través de Carmen Pardo en forma de esos WhatsApp [VIDEO] que Andreíta y ella habrían intercambiado y que consiguieron desquiciar a una Belén Esteban que no dudó en amenazar con lo que sería capaz de hacer si revelaban intimidades de su hija, y de Jesús Manuel, de quien EsDiario ha venido comentando ha hecho las veces de vocero de la ondontóloga en Telecinco.

Según esta información, y a pesar de que ahora mismo la relación entre el tertuliano y la castellonense estaría prácticamente perdida, éste habría sido el peón utilizado en su propia casa para "plantar cara" a la Esteban, siendo decisivo para que la audiencia de Sálvame viera como en las últimas fechas Belén Esteban perdía [VIDEO] los nervios en directo.

La jugada maestra de Campanario que tiene de los nervios a la Esteban

Una jugada maestra que María José Campanario habría conseguido ejecutar sin volver a dar la cara en los medios de comunicación, tras la teórica recomendación de su marido, Jesulín de Ubrique, de evitar entrar en el ruedo mediático que solo puede acabar trayéndoles problemas ante toda una profesional del ruido televisivo como es Belén.

Sea como fuere, lo cierto es que si se puede hacer un balance en relación a lo ganado por una y por otra en el conjunto de la opinión pública nadie puede dudar que mientras la Esteban ha perdido un número importante de apoyos, la Campanario los ha ganado con dos o tres movimientos estratégicos. Veremos cuál es el siguiente.