Uno de los rumores que más tweets y comentarios está provocando en las redes sociales de los principales mentideros que tratan la actualidad rosa del panorama social español vuelve a tener relación con Belén Esteban... y con su pareja, el conductor de ambulancias Miguel Martos.

Concretamente, el último que ha venido tomando fuerza en las últimas fechas es el que habla de la posibilidad de que, como ya le pidiera en su momento al que fuera su segundo marido, Fran Álvarez, le hubiera deslizado a su futuro esposo que no tiene por qué seguir trabajando y dejándose el lomo cada día en su peligroso puesto de trabajo si ella puede correr con los gastos de los dos, o no, al menos, jugándosela en un empleo que entraña cierto peligro.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sabedora de que conducir, en muchas ocasiones, a altas velocidades por todo Madrid en busca de sucesos que requieren asistencia médica es todo un riesgo que no desea a nadie y mucho menos al hombre de su vida, se ha venido filtrando que la Princesa del pueblo podría haberle pedido a Miguel que dejara el trabajo [VIDEO] que lleva desempeñando desde que se conocieran hace ya una década.

De hecho, fue precisamente así, con Miguel a los mandos de la ambulancia que fue a buscar a la de San Blas durante uno de los bajones de azúcar de la ex mujer de Jesulín de Ubrique, como estos dos se conocieron y empezaron la que hoy ya es una relación abocada en un futuro muy cercano a consumarse a través del matrimonio.

Miguel, lejos de la ambulancia para acompañar a Belén Esteban en Tenerife

El hecho de que Miguel haya aparecido junto a Belén en Tenerife para acompañar a su futura mujer durante los días de grabación y actos promocionales [VIDEO] que esta tiene programados esta semana, cuando todo hace indicar que debería estar conduciendo su ambulancia, aún han dado más fuerza a la posibilidad de que este ya se haya bajado definitivamente de la máquina.

Si a esta ausencia laboral le sumamos que, en las últimas fechas, Miguel ha estado acompañando a todos los "saraos" a la Princesa del Pueblo, incluyendo fiestas a altas horas, como acompañante al juicio contra Toño Sanchís en plena mañana durante un día laborable y otros tantos momentos que recogían nuestros compañeros de la prensa gráfica no hacen sino alimentar la posibilidad de que su final como conductor de ambulancias haya podido llegar ya.

Si no lo ha hecho, indican algunos, lo hará pronto. Aquí estaremos para contárselo si así se produce.