El polémico #Pipi Estrada es una bomba en lo que a Twitter se refiere, poco importa lo que haga, cómo lo haga o cómo lo diga, pero al final su perfil siempre se acaba convirtiendo en un foco de interacciones tanto como para los que lo siguen como para sus archienemigos, no hay manera de que no se acabe incendiando y creando polémica cuando no es por un asunto político es por un asunto familiar.

Recordemos que hace tan sólo unos días tuvo un encontronazo [VIDEO] muy grande con la portavoz de Ciudadanos, #Inés Arrimadas a la que le dedicó un tweet bastante machista sobre si 'había que aplicar el 155 o el 69' un número claramente orientado al tema sexual.

Esto no sentó nada bien y contó con un gran número de críticas que acusaban al colaborador deportivo de machista y de que no había pensado con la cabeza al mandar ese tweet esperando que no tuviese consecuencias, de un segundo a otro las redes se llenaron de críticas e insultos hacia Pipi Estrada llamándolo machista, depravado, cobarde y alguna incluso exigía que se retirase del mundo televisivo.

La venganza sobre Pipi

Tras disculparse, borrar el tuit e incluso escribir otro diciendo que respetaba mucho las mujeres y que se sentía avergonzado de su comportamiento ya que tenía una hija, el perdón no ha sido precisamente lo que ha llegado para Pipi Estrada ya que muchos de sus detractores no han pasado por alto esto y han decidido coronarlo de nuevo sacando a la luz una información de hace varios días en la que se veía como Pipi Estrada quedaba avergonzado delante de toda España por olvidarse de una obligación tan importante como es la de ir a recoger al colegio a su hija, fuentes como Periodista Digital se han encargado de buscarlo y sacarlo ¡Pobre Pipi!.

Mientras el periodista seguía el día 10 de octubre el curso de lo que acontecía en Cataluña dejaba una reflexión en su Twitter en donde según él iban a ganar el partido por goleada para los que pensasen en que el árbitro iba a pitar un penalti injusto en el final.

Sin tener nada que ver con esto, su expareja Miriam Sánchez más conocida como la ex actriz porno Lucía Lapiedra, tuvo que ponerle los pies en la tierra y recordarle algo fundamental: que mirase el Whatsapp y acudiese de inmediato a recoger a su hija al colegio.

Y al rato Pipi Estrada pedía disculpas de nuevo de un modo muy peculiar alegando [VIDEO] que había tenido que formatear el móvil ya que se había bloqueado y había perdido todo lo que tenía memoria interna: contactos, vídeos, fotos, mensajes... Aludiendo que de esta manera no había podido ver el mensaje de Miriam. Algo que lo ha dejado muy mal lugar de nuevo delante de toda España.