Dice el dicho español para referirse a lo poco que sabemos de las intimidades de las personas aquello de "si las paredes hablaran". Frase que se utiliza mucho para hacer referencia a lo que muchos de los rostros más conocidos esconden de puertas para adentro en sus casas y que, en el caso de lo que sucede diariamente en Telecinco, se podría transformar en un "si los pasillos hablaran".

Si esas paredes y esos camerinos pudieran narrar todo lo que ha ocurrido en los pasillos de la televisión de Fuencarral desde que fueran inaugurados daría para otros mil programas de Sálvame, otros tantos Deluxe y varios cientos de exclusivas en revistas sin casi tiempo para que los seguidores de la crónica social patria y del "famoseo" en general pudiera digerir tanta sorpresa.

Y es que, concretamente los pasillos del canal estrella de Mediaset España, son todo un polvorín, tal y como se ha narrado por parte de varios de los colaboradores de los programas del corazón. La última vez que se demostrada que es así tenía lugar este pasado sábado, cuando en la última edición del Deluxe se volvía a "liar parda".

Lo hacía durante la visita de Alba Carrillo como invitada de la noche del programa que presenta Jorge Javier Vázquez y en un ambiente caldeado por el difícil encaje que está suponiendo el desembarco como nueva colaboradora de Sálvame de la que fuera mujer del tenista Feliciano López. Al parecer, los malos rollos que mantiene con varios de sus compañeros de programa son conocidos ya por toda la cadena.

Tanto es así que, en un momento dado, y a colación de una serie de intervenciones de Diego Arrabal, con quien Alba mantiene una enemistad latente que vendría propiciada desde hace tiempo, hasta el punto de que la rubia se dirigía a este cada vez que se sentía atacada como "Pluto". [VIDEO]

La familia de Alba se mete en sus líos con los colaboradores de Sálvame

Tras una pausa publicitaria Alba ya no estaba sentada en el asiento de los invitados al programa, lo que hacía saltar todas las alarmas en este espacio.

La razón era el encontronazo con gritos e insultos que se había producido entre Lucía Pariente, madre de Alba, y María Patiño, quien tampoco parece ser la mejor amiga de la familia en estos momentos.

Según se contaba un poco después en el programa, la madre de la modelo había llamado "gentuza" [VIDEO] a los colaboradores de Sálvame provocando un encontronazo entre madre e hija y el resto de tertulianos del programa con "la Pati", como le llaman sus compañeros de mesa, como portavoz. Una bochornosa escena.