El programa del amor de Telecinco está viviendo una semana frenética. La confesión de Claudia y la de Joni eran solo el comienzo. El trono de Yera ha estado marcado por la desconfianza hacia el tronista por parte de algunas de sus pretendientas, desde la entrada de Ainhoa la sombra de que podía existir un pacto entre ambos. La audiencia y el propio yera no acaban de confiar en la pretendienta dada su larga participación en el programa y su experiencia en la televisión, pero hoy todo esto ha dado un giro inesperado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

En un momento del programa el tronista ha pronunciado unas palabras que no han sentado nada bien en su bando. "Si no lo tengo claro, me iré de aquí solo", ha afirmado el canario y además ha confirmado que de momento no se planteaba cerrar el casting.

Acto seguido Ainhoa no ha dudado en levantarse y decirle a su tronista todo lo que siente y que ella tenía decidido abandonar y que podían conocerse fuera.

El el problema ha llegado cuando el tronista ha afirmado tener el corazón dividido y que en este momento él no podía abandonar el programa de su mano. Un cruce de opiniones en su cabeza le han provocado un ataque de nervios que le han hecho abandonar el plato del amor, pero el momento más romántico ha llegado cuando el tronista ha decidido poner toda la carne en el asador para evitar la fuga de una de sus chicas más importantes. Un "te quiero" y un romántico beso han sido la pieza clave para que esta pareja continúe viviendo su amor en la televisión. No sabemos como acabará esta historia, pero todo apunta que dentro de poco tendremos nueva pareja en MYHYV.

Vídeos destacados del día

La confidencia de Jordina sobre Yera

Sin embargo, no todo puede ser amor en este programa. Las confidencias son parte fundamental desde sus inicios y cada vez cobran mayor protagonismo a medida que el programa va cumpliendo años. Pero centrádonos en la de hoy hay un claro protagonista. Yera y su derrumbamiento en programas anteriores donde el tronista rompía a llorar desconsoladamente, pero Jordina ha puesto esto en duda afirmando que el llanto no sólo se debía al agobio del tronista, sino que al parecer este escondía una mentira detrás de todo esto. Una supuesta novia de verano que ha hecho que todas las pretendientas se pusieran de acuerdo y afirmaran que todas conocían esta información. Por su parte, Yera ha remitido a todas aquellas personas que duden a que aporten las pruebas pertinentes y ha desmentido rotundamente estas informaciones. Como todo en esta vida solo el tiempo decidirá si Yera decía la verdad o por el contrario durante los meses de verano decidió desconectar totalmente de su vida en el programa y buscar amor más allá de la televisión.