Antonio #García Ferreras ha estado un poco perdido en estos meses de verano debido las vacaciones, a pesar de su repentina vuelta por lo sucedido con los atentados de Barcelona y Cambrils el presentador de 'Al Rojo Vivo' ha ofrecido una entrevista a El Mundo desvelando ciertos aspectos de su vida privada hasta ahora desconocidos e inesperados.

En este famoso periódico, Antonio García Ferreras desveló en primicia que en el tiempo que estuvo en la presidencia del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, le propuso un puesto de gran rigor dentro del organigrama político. Según explica Ferreras, Zapatero quería cambiar la comunicación tanto en el gobierno como en su partido, pero el presentador nos explica en la entrevista de El Mundo que apenas tardó medio segundo en negarse a tal oferta.

Ferreras aseguró que tardó muy poco en negarle a Zapatero formar parte de ese terreno político diciendo que no formaba parte de ese mundo, y que él era únicamente periodista a pesar de mostrarse muy agradecido con el antecesor de Mariano Rajoy, en este caso socialista. Recalcó que él se dedicaba únicamente al periodismo y a pesar de tener una sensibilidad especial para con la izquierda asegura que no cree que la izquierda tenga una exclusividad total sobre la verdad.

Por otra parte, Ferreras en esta entrevista desveló sin mencionar a nadie unas ofertas algo menos amistosas que había recibido por parte de otros políticos en la etapa de más de 5 años que lleva al frente de 'Al Rojo Vivo'. Confiesa que lo que le ha parecido más escandaloso que le ha podido pedir un político es no llevar a los partidos rivales, y que otros te hagan planteamientos de lo más inaceptables, y que él solo cree en un periodismo: el que no puede aceptar lo inaceptable, y por lo tanto no iba a aceptar ninguna oferta que tuviese que ver con la política, ya fuera de José Luis Rodríguez Zapatero o de cualquier otra persona que se encontrara o encuentre en el poder.

Vídeos destacados del día

García Ferreras también alude a muchos ataques que a menudo recibe, y por la cadena con la que trabaja en mayor parte suelen producirse por motivos ideológicos, refiriéndose en concreto al nombre de #La Sexta, a la que suelen llamar "la secta". Antonio García Ferreras tiene claro que cuando se trabaja en televisión o en el periodismo como es su caso hay que aceptar las críticas, quitarle hierro al asunto y que él como persona lo único que no va a aceptar son mentiras y difamaciones [VIDEO]de gente que solo sabe insultar.