El colaborador de Sálvame y Sábado Deluxe, Kiko Hernández, vuelve al centro del foco mediático y no precisamente por una de sus muchas exclusivas o por alguno de los enfrentamientos mantenidos en directo frente a algún rostro conocido. En este caso lo ha hecho siendo el protagonista de una información que, a buen seguro, no le gusta nada.

Y es que en la última edición del programa "Viva la vida" que se emite en el mismo grupo audiovisual que le paga religiosamente cada mes al madrileño, decidieron rememorar los inicios del reality show estrella de la cadena, Gran Hermano, repasando alguno de los momentos más importantes del programa, entre los que se encontraba el primer edredoning y la primera petición de una hora sin cámaras de GH.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Fue en ese momento cuando su nombre y el de Patricia Ledesma, compañera de edición de Kiko y primera y última novia conocida del ex agente inmobiliario, salieron a la luz. Y es que se puso de manifiesto que fue esta dupla la primera en pedir al "súper" una hora con las cámaras apuntando hacia el suelo para dar rienda suelta a su pasión. [VIDEO]

Según la versión de Patricia, quien fue invitada a rememorar aquellos días, lo que ocurrió bajo las sábanas con Kiko no fue más allá de urdir unas cuantas estrategias a la hora de emitir los votos de las nominaciones con el objetivo de no salir nominados.

Algo que los compañeros de Telecinco, que aseguraron volvieron a revisar las imágenes, negaron efusivamente.

Y es que, tal y como aseguran nuestros compañeros de Informalia, lo que se desliza de las declaraciones de los testigos de las tórridas imágenes [VIDEO] protagonizadas por Kiko Hernández y Patricia Ledesma es que éstos fueron uno de los pioneros de los "edredoning" firmando una noche de pasión en toda regla. Lo que por otro lado no pudo desmentir una avergonzada Patricia, recordando que estaba acompañada de su marido y sus hijos en ese momento.

Kiko Hernández preocupado por la filtración del vídeo

La gran pregunta que se hacen ahora muchos de los fans de la saga más longeva de realitys de la televisión patria es si esas imágenes acabarán siendo filtradas para que todo el mundo pueda refrescarse la memoria en relación a las primeras ediciones o si éstas volverán a ser guardadas bajo llave al tratarse de una cinta que compromete a uno de los pesos pesados de la cadena.

Sea como fuere, si algo está claro, sabiendo lo pudoroso que es, es que Kiko Hernández tratará por todos los medios que no se viralicen. Quién sabe si ya ha empezado a mover hilos en ese sentido.