Cuando de disfrutar de su poco tiempo libre se trata el presentador con más trabajo de Telecinco, Jorge Javier Vázquez, no escatima ni medio euro. Algo de lo que, una vez más, hemos vuelto a ser testigos durante sus doradas y paradisíacas vacaciones en la isla balear de Menorca.

Allí, éste tiraba de chequera para hacerse con una de las propiedades más lujosas de la isla como es Sa Torre de Sant Nicolau, donde residió durante sus vacaciones de verano como presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que le ha supuesto un desembolso de unos 75.000 euros [VIDEO], según distintas fuentes, para disfrutarlo durante un mes.

Pero éste no ha sido precisamente el único lujo que el conductor de Mediaset España se ha dado durante sus vacaciones, ya que durante la última semana aparecían fotos en las que se podía ver al de Badalona disfrutando de gran parte de ese tiempo libre del que ha gozado junto a 'P', su pareja, y también al lado de María Patiño y Mila Ximénez.

Dos compañeras y amigas que, durante una de las jornadas de sol y playa le acompañaban a disfrutar de un maravilloso e idílico paseo en barco a bordo del lujosísimo yate Princesa, cuyo alquiler, según nuestros compañeros del portal Vanitatis tendría un coste de nada más y nada menos que de 2.500 euros al día.

Y es que el Princess V58 [VIDEO], como se conoce a este modelo técnicamente, no sería precisamente un yate al uso más, sino que gracias a sus sesenta pies de eslora y a sus departamentos, entre los que se encontraría una cama doble y otra habitación independiente con otras dos camas, además de baño, cocina y sala de descanso, sería considerado un modelo altamente exclusivo.

Así lo demuestran las cifras aportadas por esta publicación a las que, tal y como se indica, habría que agregar las relacionadas con la tripulación y el servicio de la misma, la gasolina y los amarres disparando por completo las cifras de gasto diario, insoportable para la inmensa mayoría de mortales.

Las lujosas vacaciones de Jorge Javier

No obstante, si hay una cara conocida de la televisión que se pueda permitir ese tipo de lujazos durante sus días libres y sus vacaciones, ese es un Jorge Javier Vázquez que, a diferencia de lo que había sucedido otros años, decidía no salir al extranjero y quedarse en suelo patrio para gozar de un período de máximo relax evitando las caminatas obligatorias a las que se enfrenta todo viajero que sale a descubrir un nuevo territorio. Casita y barca, eso sí, de lujo. Así han sido sus vacaciones.