No todo es de color de rosa en la vida de Bea y Rodri tras haber dejado atrás la casa de Gran Hermano 17 [VIDEO]y haberse convertido en los dos concursantes más mediáticos de toda su edición, llegando a protagonizar, incluso, su propio reality de televisión; Rodéanos. La pareja, que atraviesa uno de los momentos más dulces en sus vidas y en su relación sentimental, fue invitada por el Ayuntamiento de Guadalix de la Sierra, localidad donde se ubica la famosa casa de GH, para dar el pregón de las fiestas mayores [VIDEO]de la localidad de este año.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Un polémico pregón, entre pitos y abucheos

Pese a que todo parecía ir como la seda durante el día de ayer con el regreso a Guadalix de la Sierra de los 'chiconinos', la pareja vivió uno de los momentos más difíciles y comprometidos desde su salida del concurso.

Pese a que Bea se mostraba la mar de emocionada y emotiva con el regreso a "su segunda casa", donde se proclamó vencedora del concurso y conoció a Rodri, su chico actual, la valenciana no podía ni imaginarse lo que instantes después viviría.

Tal y como se puede apreciar claramente en los vídeos filtrados en las redes sociales del momento del pregón, la gran mayoría de los vecinos de la localidad que se encontraban a los pies del balcón del ayuntamiento durante el pregón de los dos concursantes, contestaron a Bea y Rodri con multitud de pitos, gritos de "fuera, fuera" y otros abucheos, dejando claro su malestar por la elección de los pregoneros de este año por parte de la concejalía de fiestas de la localidad.

Quizás, los vecinos de Guadalix esperaban otro tipo de personajes ilustres para dar su pregón de fiestas, que cada año ofrece algún personaje público relacionado con la localidad.

Tras los abucheos durante el pregón de la pareja de GH17, los vídeos comenzaron a circular como la pólvora en las redes sociales, donde se puede ver cómo, incluso, los abucheos se logran escuchar más que las palabras de los propios pregoneros. Eso sí, tanto Rodri como Bea supieron guardar la compostura en este momento de 'tierra trágame' y continuaron sus discursos con total normalidad, ajenos a los gritos y pitos que se podían escuchar debajo del balcón del Ayuntamiento.

De momento, ni Rodri ni Bea han querido pronunciarse sobre los abucheos que recibieron durante el día de ayer en Guadalix de la Sierra. Al contrario, Rodri escribía un mensaje de Twitter tras el pregón, asegurando que había sido un placer dar el pregón en la localidad junto a Bea.