A pesar de lo que le gustan las cámaras, la periodista #María Patiño siempre ha tratado de mantener en la sombra todo aquello de su vida que no aparece delante de la pequeña pantalla. Sin embargo, y dado que hace tiempo que los colaboradores de #Sálvame se han convertido en los nuevos rostros de las noticias del corazón, la gallega no podía ser menos, viendo como muchos de sus secretos mejor guardados han ido viendo la luz.

Una labor a la que varios medios han dedicado mucho tiempo y que portales tan concurridos como Cotilleo han venido publicando tratando de revelar cómo es la María Patiño que no se ve en televisión, cómo ha venido siendo desde antes de aparecer en la tele y otras muchas curiosidades que empezamos a detallar a continuación.

Licenciada en Periodismo en el centro universitario de CEADE, como otros muchos estudiantes empezó a caminar en el mundo periodístico de la mano de una agencia de noticias. En su caso, esta fue Europa Press en su delegación sevillana donde se dio cuenta que, aunque le gustaba escribir, lo suyo, quizás era la televisión.

Es por eso que de ahí saltara a Canal Sur Radio antes de recalar en la televisión, concretamente en la televisión local de la capital andaluza para poco después, ya muy enfocada a la crónica social, a la revista Diez Minutos.

Una de las imágenes de estos inicios, que a buen seguro no quiere que veas ni por asomo la Patiño, es la de su debut delante de las cámaras en 2001 en el programa "Ven con nosotros", donde poco a poco se fue haciendo un nombre para poco después saltar a Antena 3 trabajando con Ana Rosa Quintana y con Jaime Cantizano hasta que fichara por #Telecinco.

De su vida privada poco o nada se sabe.

Y es que ésta siempre ha querido evitar que se hable de su feliz matrimonio con el empresario Ricardo Rodríguez, con quien lleva diez años. Tal es su amor que la "R" que esta lleva tatuada en su muñeca la lleva en honor de su chico.

Antes, en una de las muchas relaciones fallidas que esta tuvo, nació su hijo que, como le sucede a Andreíta, cumplirá la mayoría de edad en cuestión de muy poco tiempo. Este es su otro gran amor sin duda alguna.

María Patiño fue a buscar el amor a la televisión

Tan mal le fue en su vida amorosa hasta hace poco más de una década que, durante su juventud, no dudó en acudir a la televisión en busca de pareja. Lo hizo en la televisión pública andaluza y, según parece, la cosa tampoco salió bien. Por suerte, ahora es feliz y está muy enamorada.