La veterana periodista María Teresa Campos vuelve a convertirse en protagonista de la actualidad televisiva después de que en las últimas horas reapareciera ante los medios de comunicación a través de una entrevista que, a buen seguro, no ha caído nada bien en los gerifaltes de Mediaset España en general y más concretamente en los de #Telecinco.

Unas palabras que la malagueña realizó en un contexto tan apacible como lo fue la fiesta organizada por la Fundación Talita en el Hotel Room Mate Óscar [VIDEO], en su vuelta a la vida social tras un tiempo alejada de las cámaras, y en las que la andaluza no dudó en contradecir el discurso oficial de la cadena que la sigue teniendo en nómina a día de hoy en relación a su retorno.

Y es que, a pesar de haberse comentado, por activa y por pasiva, que la vuelta de María Teresa Campos a la pequeña pantalla era inminente, estando programada para esta nueva temporada con el mes de octubre marcado en rojo, la conductora televisiva ha negado la mayor en declaraciones [VIDEO] a la revista Chance.

Allí, la matriarca del clan Campos aseguraba que nada de nada, que por ahora seguía estudiando distintas posibilidades pero que, al contrario de lo que se había estado diciendo, no tenía nada decidido, por lo que al no haber ningún proyecto asignado a su persona no se podía hablar de una fecha para su vuelta al ruedo mediático, ni mucho menos.

De hecho, las palabras de la pareja de Edmundo 'Bigote' Arrocet eran aún mucho más crudas indicando que nadie se creyera nada de lo que se había afirmado "porque cada uno se inventa una cosa y no creáis nada porque todavía no lo sé ni yo".

Vídeos destacados del día

María Teresa, una de las grandes bazas de la nueva temporada de Telecinco

Sin duda todo un jarro de agua fría, tanto para sus muchos seguidores como para la cadena que ve cómo una de sus grandes bazas para mejorar sus datos de audiencia en la recién estrenada temporada no hace ni el amago de volver a corto plazo, pidiendo tiempo para decidir qué es lo que realmente quiere hacer en las postrimerías de su actividad como profesional en activo.

Y es que cabe recordar que la buena de la Campos tiene ya 76 años y acaba de salir de una isquemia cerebral que ha empujado a muchos de sus seres queridos a intentar que ésta decida de una vez tomarse una vida mucho más tranquila, alejada de la primera plana, y por qué no, planteándose la posibilidad de jubilarse. Por ahora, María Teresa tiene ganas de más tele. Eso sí, no se marca fechas y será ella quien decida, no sus jefes. #LasCampos