#Carlos Herrera, el locutor de COPE, está de enhorabuena. Si hace apenas unos meses el periodista se planteaba hacer algún cambio, dados los malos resultados de audiencia experimentados en la emisora de los obispos en el último trimestre del Estudio General de Medios, ahora la cadena pública lo reclama veinte años después de su debut en el telediario de TVE.

Carlos Herrera, al frente de un debate político en TVE

Se trata de un nuevo proyecto para el andaluz, que en este caso ostentará el cargo de moderador en un debate político que la cadena pública emitirá en horario de máxima audiencia. Sin embargo, TVE no se ha pronunciado al respecto, y al parecer, no le consta este nuevo fichaje, cuando supuestamente comenzará en octubre.

No obstante, la noticia sobre el fichaje del locutor de COPE para la televisión donde debutó como presentador de informativos está dejando demoledoras consecuencias para el periodista. Desde que Rocco Steinhäuser diera la noticia en 8TV sobre el inesperado fichaje, muchas han sido las críticas hacia el presentador, e incluso hacia la propia televisión pública. Las opiniones en #Twitter sobre la escasa imparcialidad de Carlos Herrera [VIDEO] han sido, sin duda, el motivo del rechazo generalizado.

Duras críticas hacia Carlos Herrera tras fichar por TVE

Las numerosas muestras de repulsa hacia el locutor de COPE y hacia TVE no han dejado a nadie indiferente. Estos eran algunos comentarios en la red social ante el inesperado fichaje: "El periodismo basura de Carlos Herrera lo vamos a pagar todos", otros usuarios se decantaban por: "Lo que nos faltaba.

El facha éste con un programa de debate político". Como siempre ocurre en las redes, el humor está presente: "entre Bertín Osborne y Carlos Herrera la TVE huele a menta, cuero y tabaco de Virginia".

Sin embargo, entre tanto usuario anónimo, ha aparecido el periodista Antonio Maestre tirando de la ironía para criticar el fichaje del año. Maestre, conocido por su habitual participación en debates políticos como La Sexta Noche, ha querido mojarse. Así afirmaba de un modo irónico: "Un programa que fomentará la pluralidad y el respeto a la diversidad"

En definitiva, parece que se trata de una incorporación poco deseada para la mayor parte de los internautas, quienes han puesto en entredicho la profesionalidad e imparcialidad de Herrera para ser moderador en un debate político de una cadena pública.