El programa producido por Zeppelin y emitido la noche de los jueves en la cadena insignia de Mediaset se estrenó hace aproximadamente dos semanas y no precisamente con mucho éxito. El logrado trabajo de marketing previo al estreno del programa [VIDEO] prometía muchas cosas que ilusionaron a los espectadores, pero está claro que el programa no ha cumplido con las espectativas de la audiencia.

La revolución planteada por la famosa "Organización" responsable del programa se basaba en introducir en la casa 100 personas al inicio de la convivencia. Entre estas la "Organización" eligió a 18 para que pasaran a convertirse oficialmente en concursantes de #Gran Hermano Revolution, mientras que los otros dos puestos los decidió la audiencia a través del voto en Internet.

Visto lo visto, esto se ha convertido en un gran desatino por parte del equipo de Gran Hermano Revolution que ha tenido que hacer frente a acusaciones de tongo y haberse visto obligada a soportar críticas de algunas personas que han dejado su trabajo por, en definitiva, nada...

Además, el programa de Mediaset que ya perdió el año pasado a su mayor símbolo: la polifacética y maravillosa presentadora Mercedes Milá; esta año ha renunciado a otro de los grandes iconos; un canal 24 horas, donde era posible ver la casa en directo en cualquier momento del día. Estos dos hechos han hecho explotar las redes sociales [VIDEO]. Por medio de diferentes hastag como #Sin24HorasNoHayGH o #MercedesEsGranHermano que han logrado llegar a las más altas posiciones de tendencias en Twitter a nivel nacional e internacional, los seguidores del programa han reiterado sus críticas sobre el nuevo rumbo del reality.

Además, si algo enfurece a aquellos que de verdad aman Gran Hermano es que a parte una mísera nota de prensa el día del estreno, se está haciendo caso prácticamente omiso de las redes sociales y de sus quejas. Incluso el propio presentador respondía a través de su Twitter con "sorna y humor" a algunas de las críticas que la hacían llegar. Incluso se han convocado diferentes manifestaciones entre los fans con el pretexto de recuperar la esencia de Gran Hermano aunque sin mucho éxito.

Todo este malestar con la nueva mecánica se ha visto reflejada en los propios datos de audiencia del programa que parece agonizar en prácticamente todas sus emisiones semanales: la Gala del Jueves, el Debate del Domingo y el Última Hora del Lunes. Según algunas fuentes a las que tenemos acceso incluso se estaría barajando la posibilidad de una cancelación inmediata del programa si la situación de Gran Hermano Revolution continúa durante las próximas semanas la tendencia que ha iniciado con esta nueva temporada.

Parece que a la Revolución le queda poco tiempo #mercedes mila