Se ha venido publicando en varios medios. La relación personal entre Jorge Javier Vázquez y Carlota Corredera se ha venido avinagrando en los últimos tiempos hasta niveles que hasta ahora no se habían visto. Sin embargo tan poco se sabía al respecto, que la mayoría de mentideros que tratan la información televisiva preferían guardar silencio hasta conocer los detalles del porqué de este distanciamiento tan notorio.

Algo que ahora por fin parece haberse desvelado después de que distintos medios hayan podido comprobar que, más allá de la guerra de egos de dos personajes con una tremenda personalidad, existe un asunto económico de primer orden que, como siempre que se trata de dinero [VIDEO], los mantendría en polos opuestos.

Todo habría empezado a raíz del distanciamiento del presentador catalán con la productora "La fábrica de la tele", encargada de la producción de "Sálvame" y "Sábado Deluxe", entre otros programas. Lo que al principio era un distanciamiento propio entre un presentador y sus "jefes" se habría ido acrecentando a medida que la nueva productora del de Badalona ha ido ganando peso y tratando de conseguir mejores espacios y rendimientos para sí misma.

El dinero se entromete en Sálvame

No obstante, la batalla entre la gallega y el catalán no se habría producido por este asunto, sino más bien por la nueva situación por la que habría optado la productora que tan relacionada estaría a varios niveles con Carlota y el reparto de minutos televisivos para todos los presentadores que ya tiene Sálvame diario como son la gallega, Paz Padilla, David Valldeperas o María Patiño, además del catalán.

Aquí, más allá de las labores de conducción, existiría otro asunto nada menor como es el reparto de la publicidad personalizada que los presentadores protagonizan durante cada emisión y que, según Vanitatis, asciende a 21.000 euros por cada 45 segundos de promo en el programa diario y hasta los 66.000 en el Deluxe. En los anuncios de dos minutos estas cifras aumentarían hasta los 39.000 y los 14.500 euros.

Teniendo en cuenta que cada presentador diario se lleva un porcentaje por la escenificación del anuncio, la lucha por conseguir un programa se habría recrudecido tanto, que Jorge Javier se habría negado [VIDEO] a presentarlo hasta que no se produzca lo que este considera un reparto justo. Sin duda, el río baja revuelto por Sálvame y Carlota y Jorge Javier se encuentran defendiendo intereses opuestos.