La reina Sofía y la infanta Elena están atravesando unos momentos que no son fáciles del todo, ya que Froilán, nieto mayor de los reyes eméritos, va a empezar sus estudios universitarios en Madrid prometiendo que se lo iba a tomar en serio, algo de lo que desconfían tanto sus progenitores como sus abuelos, ya que su afición a las salida nocturnas, la fiesta y el ocio, hacen que su familia desconfíe enormemente.

El primogénito de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar se plantó ante sus progenitores y su abuela con el deseo de no querer continuar sus estudios en Estados Unidos, ya que de ahí no guarda una buena experiencia.

En América las cosas no son como España y la rigidez es el plato de cada día, además que tampoco podía hacer grandes amigos con sus compañeros de pupitre, ya que la discreción es algo que llevan muy interiorizado los miembros de la familia Borbón, son educados en torno a esa virtud, desde pequeños se les enseña a que no deben compartir detalles de su vida con cualquier persona, ya sea lo que hacen los fines de semana o cómo es su familia, por tanto con ese perfil es difícil hacer amigos.

Otra cosa distinta se vive en Madrid, donde sus padres conocen a la personas íntimas de su círculo y aconsejan a su hijo en esta cuestión, la vida no está para fiarse de cualquiera y menos de una persona que ya haya sufrido la traición en ese aspecto, recordamos que no hace mucho ya fue grabado y el material conseguido vendido a los medios de comunicación.

En su regreso a España este verano, Froilán se plantó ante su familia y dijo que no quería continuar los estudios en Estados Unidos y que quería volver a Madrid, donde se encontraban sus amigos, y así poder vivir la vida como cualquier persona de su edad. También se da la circunstancia de que se ha enamorado y tiene una novia con la que al parecer está muy bien. El verano [VIDEO]ha acabado y hay que volver a las clases, él lo hará en The College for International Studies, un centro muy famoso por disminuir el riesgo de fracaso al equivocarse en la elección de la carrera y donde el método utilizado prioriza la práctica frente a la teoría.

Pero todos conocemos la personalidad del hijo mayor de la infanta Elena y su escaso nivel de concentración en el tema de los estudios. De este modo, tanto sus padres como la reina Sofía están bastante preocupados, temen que se tome poco en serio los estudios de Administración de Empresas y le dé prioridad a sus salidas nocturnas, el nieto de los reyes ha prometido que se lo va a tomar en serio, pero aún así sus familiares no pueden evitar preocuparse por él y temen por la díscola personalidad de su hijo y nieto respectivamente.

Algo que también preocupa mucho a la familia de Froilán es el tema de los paparazzis, ya que el interés mediático es algo que tanto él como sus padres no llevan nada bien, piensan que pueden pillar a su hijo en una actitud comprometida y no quieren que su intimidad pulule por ahí y que la conozca todo el mundo.