El mundo de la fama, pese a parecer de color de rosa y lleno de glamour y de facilidades, esconde sombras difíciles de digerir. Más aún, si le toca pasar por todo eso a una chica de 20 años, acostumbrada a vivir en un pequeño pueblecito de Valencia y siempre rodeada de sus familiares y amigos de toda la vida. Bea [VIDEO], la ganadora de #Gran Hermano 17, ha demostrado una gran valentía al abrir su corazón ante sus seguidores, contando cómo se siente en el peor momento desde que ganó GH.

Bea, de Gran Hermano 17, se sincera con sus fans

Rodri, su chico, ha explicado el porqué de este bajón de Bea en el nuevo capítulo del reality que ambos protagonizan: Rodéanos, donde los fans de la pareja han podido asistir a una nueva sesión de terapia de Bea, quien ha optado por ponerse en las manos de una especialista para tratar de mejorar su estado de ánimo.

De esta forma, hemos conocido que Bea, pese a lo que podíamos pensar en un principio viendo el tipo de vida que lleva desde que saliera como ganadora de GH17, atraviesa su peor momento anímicamente. La valenciana echa de menos a su gente y, además, se siente culpable por no estar viendo crecer a su prima, que este mes cumple dos años.

Todo esto, sumado a la presión a la que tanto ella como Rodri están sometidos a diario, han terminado por hacer que Bea explote y necesite hacer un alto en el camino para tratar de recomponer sus sentimientos. "A veces, ni contesto a mi abuela para no ponerme triste", ha asegurado la valenciana entre lágrimas. "A mi madre le digo que está todo bien para no preocuparle, pero no es así", ha confesado a su terapeuta.

Bea, que tras ganar Gran Hermano [VIDEO], decidió dejar Valencia para mudarse hasta Madrid, donde comparte piso con su compañera de edición Clara, es una de las concursantes de su edición con una mayor exposición pública y una mayor presión.

Su historia de amor con Rodri ha enganchado a muchísimas personas, lo que les ha llevado a protagonizar su propio reality, aunque esto, a su vez hace que sean muchas más las personas que están pendientes de su relación. Una presión que también ha llevado a que alguno de los dos haya explotado en un momento dado, pidiendo respeto y que no se juzgue cada paso que dan.

Pese a que Bea no parece atravesar su mejor momento, ha tenido la fuerza y el coraje para mostrar sus sentimientos más puros y reales a todos sus seguidores. Un primer paso para avanzar y conseguir dejar atrás los malos pensamientos y, así, comenzar de nuevo desde cero. ¡Ánimo, Bea! #Telecinco