Si algo no ha escondido nunca la periodista gallega María Patiño es que se ha sometido a varias operaciones de estética. Lo que para algunos es un tabú que tratan de evitar, realizándose retoques poco evidentes centrados en tratar de parar el paso del tiempo por su cuerpo, como avergonzándose de lo que están haciendo, para la colaboradora y presentadora de "Sálvame" no es nada que haya que esconder.

Al contrario, si por algo se han caracterizado todas las visitas de la "Pati", como la conocen sus compañeros en "Sálvame", al quirófano es por la normalidad con la que ella siempre lo ha tratado, haciendo partícipes a sus seguidores a través de publicaciones que sacaban a la luz su intención de mejorar su imagen.

Algo que no ha sido distinto en los últimos días, cuando la presentadora de Telecinco ha vuelto a acudir a su médico de estética de cabecera para someterse al enésimo tratamiento para mantener y mejorar la imagen, en este caso de su cuello, recibiendo un tratamiento que médicamente se conoce como "Hilos + Ellanses + Redensity [VIDEO]", tal y como se ha encargado de confirmar la misma clínica de cabecera de María.

Entrando en detalles, el último retoque estético de la Patiño ha estado centrado en la revisión de los hilos tensores de los músculos que enlazan el tronco con la cabeza y en la revisión de los rellenos dérmicos del cuello para rejuvenecer esta zona del cuerpo de la comunicadora que tanto tiempo llevaba esperando para retocarse.

Un retoque que llega muy poco tiempo después de que esta se sometiera a una notoria operación de pecho para acabar con uno de los complejos que le había venido acompañando desde la adolescencia y que se une a otros como los Liftings y las inyecciones de Botox destinados a detener el paso del tiempo por su rostro.

Críticas en las redes sociales tras la última operación de María Patiño

Si bien los famosos están siempre expuestos a que cualquier paso que den sea criticado por sus "haters", en este caso el número de comentarios [VIDEO] contrarios a su nuevo paso por quirófano ha sido algo más elevado que lo que había sucedido en las últimas ocasiones.

Y es que no son pocos los que están convencidos de que la gallega se está pasando de la raya con tanta visita al cirujano estético para tratar de evitar lo inevitable. Es decir, que con el paso del tiempo vaya pareciéndose al resto de señoras de su edad. Algo que ella trata de evitar a toda costa. Dinero, parece, no le va a faltar para seguir haciéndolo.