Este fue el penúltimo episodio del año de #Juego de Tronos, y entregó mucha acción, suspense y la angustia que esperamos en este momento de la temporada.

En este episodio se logró mostrar parte de la creciente tensión que hay entre Arya y Sansa gracias a Meñique, la peligrosa misión más allá del Muro, el romance entre Jon y Daenerys y el impacto de la muerte y la reanimación de Viserion de la mano del Rey de la Noche. Así que echemos un vistazo.

La relación Arya, Sansa y Meñique

En primer lugar, analizaremos la tensa ansiedad entre las recién reunidas hermanas Stark. En los libros [VIDEO], se dice algo acerca de cómo Arya y Sansa son lados diferentes de la misma moneda.

Ellas se aman pero son tan diferentes y nunca se llevaron bien. Sólo porque los Stark se han reunido no significa que todo va ser color de rosas y mientras Meñique este instigando el caos, enfrentando a cada uno de los Stark, esta familia no terminará de unirse.

Las Muertes de Thoros y Viserion

Al menos Thoros tuvo un último momento de heroísmo antes de su muerte, salvando al Perro de un oso polar no muerto.

La otra gran muerte fue la de Viserion, herido por la lanza del Rey de la Noche antes de ser reanimado como un no muerto. Esta pérdida es para Daenerys una fortaleza en su determinación por derrotar al ejército de los muertos. Por primera vez, está empezando a ver sus defensas rotas.

Muchos fans han cuestionado algunas de las opciones de Dany [VIDEO] últimamente, ya que ha revelado un lado más brutal en su conquista.

La pregunta más importante de esta temporada para Dany es en qué lado de la moneda está, ella ha practicado la paciencia y tiene esta cualidad de salvador, pero ahora es el juego. Esperemos que traiga algo de esa brutalidad a los Caminantes Blancos antes de que sea demasiado tarde.

Daeneys y Jon

Ahora que Juego de Tronos está entrando en su fase final, los personajes están interactuando más que nunca. Ha sido inevitable la unión entre Jon y Daenerys. Se ha anunciado una y otra vez, y los que conocen los libros saben que es inevitable, pero eso no te dice nada sobre cómo se va a realizar o cómo va a ir.

En el inicio de la serie había un enorme y vasto conjunto de personajes, y Jon era un humilde, el hijo bastardo, se veía tan lejos de llegar a entrelazar una relación con Daenerys, pero poco a poco esto se fue convirtiendo en una realidad inequívoca, al punto en que en este último capítulo, se dio a florecer. Todavía hay un paso más allá entre ellos en términos de la parte romántica y mucho más en términos de la política y la lucha por el poder. Sin embargo, ya es una realidad que estos dos personajes terminarán uniéndose más allá de su parentesco familiar que aun no ha sido revelado.

#Televisión #Series