La consternación por el doble atentado en Barcelona la semana pasada sigue patente en nuestra sociedad, prueba de ello ha sido el gran apoyo mostrado por las autoridades e instituciones más relevantes de nuestro país. De este modo, los reyes Felipe VI y Doña Letizia asistieron el pasado sábado a los hospitales para mostrar su apoyo a las víctimas que aún se encontraban ingresadas. Una visita que, de forma sorprendente, está generando multitud de polémica.

Gran controversia tras la visita de los Reyes al hospital

Si en un principio era la negativa de algunas de las víctimas para recibir la visita de los monarcas, ahora ha sido una carta de la Generalitat hacia la Casa Real lo que ha hecho saltar todas las alarmas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

El motivo principal ha sido solicitar la retirada de todas las imágenes en las que aparecen los niños heridos en el doble atentado en Las Ramblas y Cambrills. Unas fotografías que se encuentran en la cuenta oficial de la Casa Real, e incluso un vídeo subido a la cuenta de Twitter de dicha institución.

La sorprendente respuesta de Casa Real hacia la Generalitat

Por si fuera poco, la Generalitat ha enviado un comunicado donde recuerda a la Casa Real que la publicación de este tipo de imágenes conlleva una injerencia al honor, a la intimidad y a la propia imagen de todas aquellas víctimas que son menores de edad. A través de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia, se han reiterado en que la publicación de todas esas fotografías se trata de "una prohibición por la legislación que protege a la infancia y a la adolescencia."

Sin embargo, esta regañina de la Generalitat hacia la institución ha tenido respuesta por parte de esta última.

Según explica, la visita de los Reyes Felipe y Letizia al hospital [VIDEO] se produjo en todas las habitaciones con la autorización expresa de los familiares de los heridos y de los responsables de cada hospital al que acudieron, y en el caso de la negativa de las víctimas o familiares, directamente no se produjo la visita. La Casa Real ha querido reivindicarse y admiten que no quieren crear polémica, siendo el motivo de su pronunciamiento "aclarar la verdad".

En definitiva, todo indica que la visita que en primer momento se produjo con la intención de prestar apoyo a las víctimas y familiares y reconocer la labor de los centros hospitalarios y su personal, ha sido finalmente, una gran polémica llena de reproches por parte de la Generalitat.