Después de un tiempo ausente, María Teresa Campos vuelve a ponerse en el centro del foco mediático después de que una información relacionada con ella haya visto la luz, para disgusto de la periodista malagueña.

Una revelación que llegaba de la mano de nuestros compañeros de Vanitatis y en la que se repasaba cómo fue verdaderamente su salida por la puerta de atrás de #Telecinco durante la temporada 2005-2006 y su retorno a Mediaset España un año después y teniendo que "bajarse los pantalones" para no quedarse en el dique seco de la actualidad televisiva.

A raíz de su victoria judicial ante Hacienda en la que ha podido demostrar que no se desgravó nada que no tocara han visto la luz numerosos detalles económicos.

Por un lado, que su deuda con el fisco español rondaba el millón de euros, por otro las cantidades que esta manejó durante alguna de sus etapas profesionales.

Una de las que ha quedado descubierta es precisamente esa etapa que la llevó, después de lanzar un pulso a Paolo Vasile en el que el italiano no cedería, a abandonar su casa tras mucho tiempo conduciendo el programa matinal con más audiencia de la televisión a Antena 3, donde trataría de estirar un trono que perdería ya para siempre en favor de Ana Rosa Quintana.

Según la información revelada por EsDiario ese año habría sido el más rentable, económicamente hablando, de su carrera laboral habiendo logrado amasar nada más y nada menos que 3 millones de euros, cifra a la que agregaría unos 30.000 euros por cada uno de los programas especiales que esta hubiera accedido a presentar durante su etapa lejos del regazo de Vasile.

Vídeos destacados del día

Esta revelación que a la que Vanitatis habría tenido acceso tendría de uñas a una María Teresa Campos muy celosa de sus intimidad económica y que le habría llevado a intentar tapar lo que, a estas horas, ya es de conocimiento público y que ha dejado con la boca abierta a más de uno de sus fans.

El buen momento económico del novio de María Teresa Campos

Más allá de los problemas económicos en los que se está viendo envuelta actualmente, relacionados con su deuda con el erario público español, su novio, Bigote Arrocet, parece estar atravesando por un momento de bonanza económica que le ha llevado a rechazar distintos proyectos profesionales al considerar que, en estos momento, prefiere descansar. María Teresa, recuperándose todavía del ictus, se encuentra en la misma fase antes de que, si todo va bien, vuelva a antena la próxima temporada. #MáriaTeresaCampos