Ya han sido varias las veces que la cadena episcopal ha tenido malos presagios. La última era referente a la cuota de share, que apenas alcanzaba un 2% con la totalidad de sus emisiones.Sus sucesivos intentos por renovarse en cuanto a programación, no parecen servirle de mucho. Y el cambio en la directiva de la cadena está trayendo unas consecuencias demoledoras para los trabajadores de la misma.

Fuentes internas de la cadena confirmaban a "El Confidencial" una reunión que marcará un antes y un después en 13TV. Su nuevo director, Enrique Lozano, tiene clara la dirección que tomará la cadena de los obispos de aquí en adelante, y desde luego, no gustará a la mayoría de los espectadores.

Como es normal, el nuevo plan ha sido sometido a votación y su vicepresidente se opuso.

Principalmente, porque dentro de esos cambios, desaparecen los espacios de Urdaci y Nieves Herrero, incluso dando órdenes formales de no defender de ese modo al PP en los informativos de la cadena. Sin embargo, el vicepresidente de la cadena afirma que tras estos cambios tan drásticos, la cadena perdería la personalidad que la caracteriza, y consecuentemente, espectadores.

Se han filtrado algunos de estos radicales cambios, y la peor parte se la llevan los informativos, desapareciendo el espacio de Nieves Herrero, además de los informativos de la sobremesa y en cuanto al espacio de Urdaci, se reducirá su emisión considerablemente. Y en cuanto a "El Cascabel", existen órdenes expresas de cambiar su rama ideológica, algo más de centro.

Vídeos destacados del día

Y se aumentará la emisión de películas del oeste, para reducir los costes de la cadena.

No obstante, lo más trágico de todas estas modificaciones es que peligra el 80% de los trabajadores. Ha llegado el momento y han sido sensatos con su plantilla, a la que invitan a marcharse ante mejores ofertas. Con todo, parece que el futuro de la cadena episcopal está hecho añicos y no auguran mucha posteridad. Por si fuera poco, además de todas estas medidas, "El Intermedio" está de enhorabuena, pues "La Contra" se cancelará y el último programa se emitió ayer mismo. La explicación a esta emisión tan fugaz es la necesidad de los redactores en otras áreas. Parece que a Urdaci no le ha durado demasiado su programa de humor, pese a admitir que ellos "no necesitaban tirantes".

En definitiva, la cadena se encuentra en su peor momento televisivo, la cuota de share cada vez es más baja y su director está haciendo lo imposible por salvarla de un trágico final. #Actualidad #Televisión