Por si a alguno no le ha quedado claro, la cadena no estaba dispuesta a perder la ocasión de lo que suponían que sería un bombazo y lo hubiese sido de haberse producido antes de presenciar las idas y venidas de esta pareja tóxica donde las haya, lo que ha acabado por agotar a la audiencia que está harta de tonterías.

Supervivientes Conexión Honduras tuvo una baja audiencia

Tan sulfurado está el personal, que Supervivientes Conexión Honduras” tuvo una audiencia del 18,5% muy por debajo del 29,3% alcanzado en la gala del pasado jueves.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

El caso es que hemos asistido en los días que el novio de Gloria lleva solo en el Palafito, a todo un cúmulo de despropósitos. El chico se ha empeñado en lavar su imagen y, a falta de lejía, ha utilizado la palabra, que no es lo que mejor se le da y nos ha dormido con sus soliloquios almibarados en plan cutre.

Bigote [VIDEO] le dijo que iba a aprender de la soledad y él, que no es Einstein, pero tampoco Cristobalito Gazmoño, se ha puesto manos a la obra intentando llorar sin lágrimas al nombrar a su amada, poniéndole su plato de comida recordándola, intentando hacer ripios sin gracia e incluso acordándose de los pobres que no pueden comer caliente o que incluso ni comen. Todo ello con la gracia en el mismo lugar por el que amargan los pepinos.

El papelón de Kiko celebrando solo su aniversario de noviazgo

La organización, cómo no, le dejó ir a buscar la concha a la que le había añadido un trozo de cuerda en forma de anillo y, ¿me vais a decir que el chaval no barruntaba que le iban a llevar a Gloria Camila para que se lo diera? Pues él empeñado en hablar a cámara muy compungido por las ilusiones perdidas al no poder darle el anillo de compromiso por culpa de haberla echado ¡Qué malvada es la audiencia!

Ya sabemos que el chico ha hecho sus pinitos como actor porno, pero bueno, algo es algo y él por el público lo da todo y no le hace falta estudiar ‘El método’, solo bajando los ojos, poniendo cara triste y haciendo como que se emociona (lástima de cebolla con lo bien que se llora) cumple lo encomendado.

A Gloria Camila la calentaron poniéndole el audio de la cortesía de Kiko con Oriana la fóbica o simplemente le dijeron cuál era el papel que tenía que hacer. Mientras que a Rick y a Ilsa en “Casablanca”, siempre les quedará París, a nosotros siempre nos quedará la duda.

Kiko se reencontró con Gloria Camila

Llegó tapada en la barca y Kiko volvió a cumplir fingiendo que no sabía que era ella. Gloria bajó como un torbellino recriminándole su actitud cariñosa para con Oriana y al decirle él: “¿Lo estás diciendo en serio?”, a ella se le escapó la risa. Lástima porque hasta ese momento todo iba según lo previsto y hubo quien se lo creyó.

“Esa voz sensual que le pones a Oriana, ¿me la puedes poner? No te puedo dejar solo ni un día”, el mozo ponía cara de circunstancias y le explicaba que a las doce horas la venezolana se había marchado pero ella seguía erre que erre: "Me da la impresión que era más una cita de 'Mujeres y Hombres y Viceversa'. Yo que vengo aquí guapa para ti”.

El sainete no daba para más, así que Kiko le lanzó el ultimátum: “Móntate en la barca y vete”.

Pero claro, Gloria no se fue, él siguió dando explicaciones de lo buen samaritano que había sido y así llegó la conclusión por parte de la hija de Ortega Cano: “¿Lo ves? Si hablando se entiende la gente”. Pero Kiko ya se había metido en el papel y la volvió a enviar a la barca, es más, le dijo que habría preferido que fuese Oriana la visitante. Gloria Camila le pidió su camisa y él no dudó en quitársela, pero la chica ya tenía bastante. Que una cosa es seguir unas directrices y otra que todo se te vaya de las manos y consigas una ruptura no deseada.

Por eso cuando Kiko se marchó al palafito, ella no dudó en seguirlo y, a pesar de que él le decía que no se molestase, se lanzó a sus brazos y tras un "tira y afloja" vino la reconciliación.

La pedida de mano menos creíble de la historia

Sandra Barneda hizo las veces de Celestina conminando al novio a seguir con su plan ya que solo tenía cinco minutos para poder declararse. Os ahorraré la perorata que le soltó a Gloria y pasaremos directamente al final.

Se arrodilló y le pidió matrimonio, por favor y todo, mientras ella extendía su dedo y le gritaba: “¡Ay, que te quiero!”. Aplausos en plató, emoción de la madre del novio, besos y abrazos de los prometidos, Sandra metiendo cucharada, la marcha nupcial sonando de fondo, más aplausos y fin del culebrón. Gloria viaja ya de vuelta a España y seguro que mañana en “El debate” veremos más vídeos del recién prometido añorando a su amada. ¡Cuánto hemos aprendido de las telenovelas de allende los mares!