Twitter y no solo Twitter está que arde, también lo está un compañero recién renovado de 'Hora Punta', el famoso Javier Cárdenas, que ha recibido algún que otro ataque esta semana un poco (bastante) gratuito, ya que lo que empezó como una indirecta ha terminado en palabras mayores y es que su archienemigo Gabriel Rufián se quejaba en su cuenta de Twitter del despido de Gemma Nierga en la Cadena SER, aludiendo principal y directamente a la renovación de Javier Cárdenas en la 1 de Televisión Española, algo con lo que el presentador de 'Hora Punta' se quedó muy sorprendido.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

El famoso tuit contenía las siguientes palabras: despiden a Nierga y Cárdenas es renovado, con esto diría que está todo dicho, publicado el 31 de mayo de 2017.

El presentador y locutor no se hizo mucho de rogar y a juzgar por su respuesta y el dardo lleno de veneno que le lanzó el político independentista de ERC, que algún día le va a salir bien caro lo que hace en Twitter en vez de desempeñar su cargo como representante público que es para lo que fue elegido, Cárdenas lo puso en su sitio, o al menos así lo pensó con una respuesta muy adusta.

Algo que alguien como él que critica públicamente a Inditex y luego va a la televisión vestido de Zara muestra la inteligencia, escasa se refería, que tiene, una respuesta bastante acertada, para haber sido Rufián el que empezó, algo que le hizo pensar que ese primer día del mes de junio, que damos por sentado no fue el mejor de su vida.

La cosa no se quedó ahí quieta y volvió a arremeter contra Rufián recordando su apoyo a las palabras que salieron de la boca del diputado Lluis Llach, asegurando el sufrimiento de los funcionarios si la independencia de Cataluña veía la luz.

Vídeos destacados del día

Hacía eco de su buen fondo y de la hipocresía de su rival diciendo que él este año había donado un piso para que se investigase una enfermedad, mientras que él apoyaba a una persona que iba diciendo que los funcionarios iban a sufrir y no poco.

Y en el último "estocazo" recibido, ya lo nombró directamente, empezando con un "Hola @_javiercardenas", en el que decía que ojalá que tanto la riqueza del país como su titularidad se encontrase subordinada al interés general.

Bombardeo constante y ganas de bronca es de lo poco o de lo mucho, según se mire, lo que se puede apreciar ahí, algunos lo llaman envidia, otros le dan la razón, pero bueno, lo único que está claro es que tanto lo que dice uno como lo que dice otro es respetable a pesar de que tengan tantísimas diferencias.