El profesor y periodista de Al Rojo Vivo, Antonio García Ferreras, está pasando por uno de los momentos más polémicos de su carrera profesional. Hace apenas un mes desde que el propio presentador quiso informar a todos los espectadores [VIDEO] sobre su colaboración con la Justicia en torno a las informaciones que recopiló sobre Ignacio González, dadas las graves acusaciones del diario El País sobre él.

Sin embargo, parece que un mes más tarde todo se le ha vuelto en contra. El director de Informe Semanal, habitual programa de La 1 de Televisión Española, presentaba [VIDEO] una queja a la FAPE tras las duras palabras de Ferreras vertidas hacia el periodista Jenaro Castro.

El presentador de La Sexta lo calificaba del siguiente modo: "manipulador, censor y comisario político". Unas palabras que fueron lanzadas el día 6 de febrero en el espacio televisivo de Ferreras y que, para el afectado, son consideradas un grave ataque que daña su reputación como periodista.

Es por eso que no dudó en ponerlo en manos de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España, la cual le ha dado toda la razón y por si fuera poco, afirma que dicha declaración de Ferreras es "desvalorativa y vejatoria". Una resolución que no debe agradar demasiado al directivo de Atresmedia.

Guerra abierta entre La Sexta y TVE

Todo esto parece indicar que existe un enfrentamiento entre los dos periodistas, que, de un modo u otro, representan a dos cadenas bastante opuestas. Sin embargo, no todo es malo para el presentador de Al Rojo Vivo, puesto que la resolución ampara sus palabras dentro del derecho a la libertad de expresión que recoge nuestro ordenamiento jurídico.

Vídeos destacados del día

Eso sí, señalan que dichas declaraciones "exteriorizan su personal menosprecio y animosidad respecto del ofendido". Dejando patente de este modo la pésima relación entre ambos periodistas tras la denuncia puesta por el periodista de TVE.

En definitiva, parece que dicho organismo intenta acercar posturas entre los periodistas y de ese modo, evitar mayores desencuentros. De hecho, la Comisión de Quejas del Periodismo tiene como finalidad velar por el Código de las distintas federaciones del periodismo. Aun así, tras la respuesta de dicho organismo, ninguna de las dos partes se ha llegado a pronunciar al respecto. Eso sí, es probable que a partir de este momento cuiden más las formas para hablar los unos de los otros en sus espacios televisivos.