Cuando se estrenó #Supervivientes 2017, los directivos de Telecinco estaban realmente muy preocupados, ya que, ni #Gran Hermano VIP 5 ni Gran Hermano 17 habían cumplido con las perspectivas de audiencia.

Pues bien, Supervivientes ha vuelto a demostrar que es el reality estrella de la televisión española, aunque ya estemos en la edición 16 -entre las temporadas que se han emitido en Antena 3 y Telecinco- y ha logrado lo más difícil​ todavía: ser líder en el prime time, a lo largo de tres noches a la semana -martes, jueves y domingo-.

Además de tener una cuota de pantalla importante con los resúmenes diarios en Divinity, los late night de Telecinco y en las tertulias que se organizan en otros programas de la cadena.

Sin duda, Supervivientes2017 está retroalimentando todos los programas de la parrilla; pero, lo importante es que lo está haciendo con éxito.

Pero, ¿por qué Supervivientes 2017 logra triunfar entre la audiencia y consigue que la audiencia crezca hasta seis puntos, por encima de los datos medios de las últimas ediciones de Gran Hermano?

1. Un inicio potente. Se logró el conflicto desde la convivencia en el hotel -protagonizado por Paula y por Alba Carrillo y su madre-. Además, la gala inicial explota muy bien el momento "salto del helicóptero", una tradición que ha dejado verdaderos tortazos contra el agua, aunque este año, la mayoría saltarón muy bien.

2. Vivir en una situación extrema. Los supervivientes tienen que vivir situaciones complicadas como son pescar, abrir cocos, hacer fuego, construirse su propio refugio.

Vídeos destacados del día

Además, esta última semana han vivido lo que significa "lluvia torrencial" en Honduras. Al público le gusta ver a los famosos pasándolo mal y el share lo demuestra.

3. Supervivientes conflictivos. Gran Hermano VIP 5 falló con un casting blando, que no buscaba conflictos. Mientras tanto, en Supervivientes 2017 nos encontramos a Alba Carrillo y su madre; Leticia Sábater, Laura Matamoros o a Gloria Camila, que ya han demostrado que no necesitan que les "piquen" mucho, para tener conflicto. Además, la "vagueza" de Bigote Arrocet o la "barriga" de Juan Miguel, dan situaciones hilarantes.

4. Son más vulnerables. Todos son felices hasta que empiezan a notar la falta de sueño, hambre y frío, que les hace sacar su lado más básico. Para poder explotar toda esta vulnerabilidad, se realizan conexiones permanentes con los concursantes, a través de tres galas a la semana y con Jorge Javier Vázquez como presentador de dos de las mismas. La palapa ya se ha convertido en una especie de Déluxe, cosa que no puede suceder en Gran Hermano, ya que, se supone que están aislados del exterior.

5. Pruebas muy llamativas. Con la prueba de la apnea a la cabeza. En Gran Hermano, no se ven esas cosas. #AlbaCarrillo