Tamara Gorro ya ha subido la primera ecografía de su embarazo, a pesar de estar sólo de un mes y medio, de manera aproximada.

Como nos podríamos imaginar, aún no se sabe si la colaboradora de Telecinco está esperando una niña o un niño; pero, la joven vive emocionada lo que considera un auténtico milagro [VIDEO].

Hay que recordar que Tamara Gorro es una fiel defensora de la gestación subrogada, ya que logró ser madre de una hija, Shaila, el pasado año 2015, gracias a este método, en los Estados Unidos, ya que no encontraba solución a sus problemas reproductivos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Sálvame

En total, la joven realizó 18 intentos de reproducción asistida y, por esa causa, decidió apostar por otros métodos para tener hijos.

Eso sí, el médico ya le ha advertido que, aunque su embarazo no es de alto riesgo, no puede practicar sexo ni excitarse, durante los dos primeros meses de gestación, para poder evitar problemas mayores.

La razón principal de volver a intentarlo, después de haber tirado la toalla, es la siguiente: la futura madre gestante, del que hubiera sido su segundo hijo por gestación subrogada, había tenido dos test negativos y, seguramente, la ex-tronista de "Mujeres y Hombres y Viceversa" no quiso esperar más tiempo.

Tamara ya había contado todo lo que había sufrido, en Sálvame Deluxe, hace más de dos años. Casada con el futbolista Ezequiel Garay, estuvo tres años intentando quedarse embarazada, sin poder conseguirlo. Por esa razón, buscó información sobre la gestación subrogada -que no es legal en España- y se fue a Estados Unidos.

Como recordó en una entrevista en Sálvame, llevaba tiempo buscando un embarazo, incluso, antes de casarse con Ezequiel. Después de todo lo que ha vivido, Tamara Gorro se ha convertido en una gran defensora del polémico "vientre del alquiler" y, cuando se le ha echado en cara que no diera el paso de adoptar, la joven siempre recuerda que lo intentó, tanto en su etapa residiendo en Portugal y durante su etapa en Rusia (su marido es un importante futbolista internacional, y no han parado de cambiar de residencia, durante estos años).

Incluso, la pareja llegó a intentar la adopción de una niña con síndrome de Down, en Rusia; pero, tenía "que ponerse a la cola" y eso le dolió. Desde ese momento, ha decidido ser el rostro de la lucha de muchas familias, por el derecho de formar una familia, cueste lo que cueste.

Habrá que esperar a la siguiente entrega de su embarazo.

¿Te parece exagerado el comportamiento de Tamara?