El presentador del programa de Telecinco "Tu casa es la mía" no está teniendo demasiado éxito últimamente con sus entrevistas y sus invitados.

De hecho, ya son muchos los medios que afirman su bajada masiva de audiencia. Una de las causas fueron sus dos invitados con los que ha conseguido el mínimo histórico del programa. Por un lado, "Los del Río" y por otro, el ex presidente [VIDEO] del Gobierno, Aznar, con el que llegó únicamente a 1.625.000 espectadores, todo un fracaso teniendo en cuenta otras entrevistas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Lo cierto es que Bertín aparecía en Telecinco en el año 2016, tras convertirse en uno de los programas más vistos de TVE con el nombre de: "En la tuya o en la mía".

Sin embargo, lejos de escatimar, el dueño de la cadena, Paolo Vasile, llegó a un acuerdo con Bertín donde establecía lo siguiente: por cada décima de cuota de pantalla que alcanzara el 18%, se le abonaría una extra de 1000 euros más.

Pero esto parece que no ha podido ser posible y Bertín únicamente ha cobrado 2 pagas extras por el cantante David Bisbal y por Joaquín, los únicos trampolines que le han hecho alcanzar el 19,5% de cuota de share. Con esto, podemos afirmar que existen determinados invitados que a los telespectadores no les importa su vida ni un ápice, como ha sido el caso de José María Aznar, con el que alcanzaba su peor dato histórico.

Ya hay quienes apuntan a que este declive del programa tiene un motivo de peso bastante grande, sus invitados. Una temporada basada en rostros algo insólitos, alejados de la novedad y lo juvenil, centrado, en su mayor parte, en la política y con edades similares a las del mismo Bertín Osborne. ¿Son sus amigos sus invitados?

Lo cierto es que no vendría mal una renovación que tenga como motivo el debut de rostros nuevos, alejados de la política.

Si recordamos todos los invitados políticos podríamos hacer una larga lista entre quienes se encuentran: Esperanza Aguirre, José María Aznar, José Bono o Albert Rivera. En definitiva, podemos afirmar que el formato del programa es interesante, lo que no lo es tanto son sus invitados, destinados únicamente a un tipo de público muy específico que no deja ambigüedad. ¿Se pondrá las pilas la próxima temporada o por el contrario, tendrá que despedirse del programa que lo hizo regresar al mundo de la Televisión? Si las cifras siguen así, la despedida puede ser precipitadamente, tendrán que valorar las soluciones.