Corría el año 1998 cuando Belén Esteban saltaba a la fama al ser pillada junto al torero más deseado de España en aquellos momentos Jesulín de Ubrique. Por aquel entonces, una chica de barrio de aspecto angelical, sin más ambición que la de disfrutar de su amor después de algunas relaciones menores fallidas que no tardaría en olvidar.Una historia que tuvo muchas idas y venidas y que tuvo menos convivencia de la que se nos contó desde que se conocieran por allá por 1997. Las intromisiones familiares, el fatídico accidente de Jesulín y la aparición de María José Campanario en ese mismo momento acabarían por minar algo que, por incompatibilidad de caracteres y problemas con los Janeiro - Bazán, se veía ya se acabaría rompiendo.

No obstante, antes de Jesús se ha escrito mucho sobre la relación que la de San Blas mantuvo con un chico de su barrio, David Camacho, futbolista por aquel entonces y que, según él, fueron pareja durante un tiempo siendo esto conocido por todo el barrio. Según la versión que se emite en la nueva biografía no autorizada de la Princesa del Pueblo este pudo dejarla embarazada empezando a quebrarse así esta relación, no reconocida por Belén.Tras el diestro llegaría el empresario y clásico del mundo del corazón Óscar Lozano, con quien pasaría apenas 18 meses copando las portadas de las revistas del papel cuché hasta que, los negocios de este, la noche y la unión, en definitiva, de dos vidas que nunca llegaron a encajar acabó por dinamitar el amor.

Más noche en su siguiente relación.

Vídeos destacados del día

En este caso con Dani DJ, amigo de Lozano y con quien esta aprovechó todas las noches que no le tocaba estar poniendo música y donde podría haber empezado el desgaste físico más evidente de la vida de la colaboradora estrella de Telecinco. Esta vida de desgaste y varios encontronazos los separaron para siempre.

Ya en 2006 Belén decidía unir su vida para siempre a la de Fran Álvarez, un amigo de toda la vida que esta llegó a confesar había sido "el hombre de su vida, y no Jesulín". Ya saben que cuando el amor se usa mucho, se desgasta, siendo esta la razón, junto al día a día de dos personas de dos mundos distintos, la razón de su separación.

Antes de 'Migue' llegaría a su vida el joven camarero alicantino Pedro Jesús, con quien se dijo estuvo 4 meses que podrían haber sido más un 'rollo' que algo en serio. Y es que dicen que Belén nunca se llegó a enamorar de él. Del Migue, su futuro marido, sí parece estarlo... y mucho. Toda la suerte del mundo para ellos.